15 de abril de 2024

¿El nuevo líder de DC en los cines?

Luego de la espera por más de un año, llegó a los cines la nueva película protagonizada por The Rock en el rol del antihéroe de DC Cómics. La película es una excusa para ver a la estrella más musculosa de Hollywood haciendo estragos con sus poderes y dándonos increíbles secuencias de acción contra demonios, terroristas y héroes también.


Por Agustín Boero

Lo que se suponía iba a ser un fiasco según los snobs y eruditos del cómic, es a mi parecer una mezcla excelente de dos horas que no teme al ridículo porque sabe dónde está parada y a quienes está dirigida en sí la película. Con secuencias increíbles y un muy buen nivel de efectos especiales que sin dudas sobrepasa expectativas, la trama es bastante secundaria pues lo importante es establecer el rostro y el origen de Black Adam.

En un breve resumen, hace miles de años un emperador tirano de unas tierras muy lejanas quiso obtener el poder de los demonios y esclavizó a todo su pueblo para cumplir su objetivo. El pueblo se reveló al mando de un muchacho quien, entendemos de primera mano es Dwayne «The Rock» Johnson, y él es bendecido con el poder de antiguos hechiceros poderosos para hacerle frente a este tirano. Batallan y Black Adam entra en un descanso muy largo. En la actualidad, una mujer que quiere salvarse de mercenarios despierta su poder, lo invoca y de a poco vamos entendiendo que no se trata de un héroe que salva a la gente porque sí, ni tampoco fue un elegido divino para los oprimidos, origen que viene totalmente de la onda del actor.

Podríamos hablar del rol de (nos ponemos de pie) Pierce Brosnan como Dr. Fate, el
superhéroe y su equipo de justicieros a la par como Hawkman, Cyclone y Atom Smasher,
pero la verdad es que funcionan para los primeros 40 minutos y las escenas de acción entre
ellos, las cuales son espectaculares y esto es gracias al director Jaume Collet-Serra
(Orphan, The Shallows, Non-Stop), que no solamente es un nombre maniobrado por los
productores sino que en verdad sabe armar secuencias de acción y cómo componer una
imagen interesante y atrapante.

A fin de cuentas, Black Adam es una película hecha para el «fan service» pero agrega mucha emoción y no escatima es ser explícita con la sangre y la violencia. Sinceramente la pasé muy a gusto y obviamente la trama queda abierta con la escena post créditos con la aparición de *spoiler pero ya saben quién*, por lo que, como era sabido, el antihéroe será añadido al universo mayor de la Liga de la Justicia en próximas películas.

About Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial