De Bryan Singer a Dark Phoenix

En el año 2000 y bajo la dirección de Bryan Singer surgió la saga de X-Men donde por primera vez vimos en la pantalla grande a los queridos mutantes, que fueron creados por Jack Kirby y Stan Lee en la década de los sesenta.
Con su última entrega, Dark Pheonix, se cierra una etapa que probablemente fue el puntapié de las películas de superhéroes como lo conocemos hoy en día.


Por Victoria Ferri

Si bien la primera trilogía está lejos de ser perfecta, especialmente su última película X-Men The Last Stand (2006), para los fans fue una nueva oportunidad de recontarse con los amados mutantes, y para actores como Hugh Jackman (Wolverine), Patrick Stewart (Charles Xavier) y Sir Ian McKellen (Magneto) transformarse rápidamente en figuras reconocidas y muy queridas dentro de los fanáticos de los cómics.

Tiempo después fue el comienzo de una nueva historia, esta vez contando la juventud de Charles y Xavier, que si bien al principio solo contaría el origen de los poderes de Magneto, esto cambió y se transformó en una presentación de los personajes y el origen de su rivalidad/amistad. Está situada en los años 60 y es la antesala de las entregas posteriores. Aquí conocimos a una joven MystiqueBeast y otros personajes en sus versiones más jóvenes.

X-Men: Díaas del fururo pasado se estrenó en el 2014 y su argumento sumó más mutantes a la lucha como Kitty Pride y Pietro Maximoff. En esta oportunidad los mutantes debían utilizar a Wolverine del pasado para salvar el futuro y así evitar un futuro donde los mutantes son reprimidos, controlados y encerrados por unos guardias llamados Centinelas. Esta es la última vez que vemos a Wolverine siendo parte del grupo, ya que más adelante su historia continúa en solitario.

En 2016 llegó a los cines X-Men: Apocalipsis y si bien al principio se tenían grandes expectativas al respecto de esta película, no fue bien recibida por la crítica, ni por los fans: el guion es inconsistente. Cuenta la historia de la lucha de los mutantes contra un ser casi invencible llamado Apocalipsis y sus jinetes. En esta entrega conocemos a los jóvenes Scott y Jean Grey quienes son dentro de X-Men los mutantes más importantes en la historia, pero lamentablemente es de lo poco que se puede rescatar de esta entrega.

Se intentó hacer películas de los orígenes de los personajes, y allí nacieron
X-Orings Wolverine (2009), The Wolverine (2013) y Logan (2017) las cuales no tuvieron el éxito esperado y la única destacable es Logan, en la cual Hugh Jackman y Patrick Stewart cierran la historia de sus personajes de una manera excepcional dándole el final perfecto a esta saga.

En definitiva las películas de X-Men se han convertido en obras de culto para la cultura geek y el final de este universo, y a pesar de que algunas cosas mal echas. no podemos evitar ponernos nostálgicos por este cierre.