Preparen el DeLorean

Se cumplen 35 años de la primera proyección de uno de los éxitos más importantes de la industria del cine. Volver al futuro se convirtió en un hito dentro de la cultura popular mundial, coleccionando admiradores a lo largo del planeta.


Para celebrar los 35 años de la primera proyección de Volver al futuro, Studio Universal prepara el DeLorean DMC-12 para traer de vuelta a Marty McFly y al Doc. Emmett Brown al 2020 en un especial que nadie querrá perderse.

El próximo 3 de julio, desde las 7.45AM MEX / 7.50AM COL / 6.00AM ARG / 9.45AM CHI y durante todo el día, Studio Universal emitirá una maratón no apta para nostálgicos. Volver al futuro I y II, las películas nacidas de la mente de Robert Zemeckis y producido por el rey de la ciencia ficción Steven Spielberg, podrá verse sin descanso en la pantalla de la señal, para revivir esta leyenda del séptimo arte. La trilogía está de vuelta y con ella la ilusión de muchos fanáticos que han convertido a la película en una pieza de culto.

La historia protagonizada por Michael J. Fox y Christopher Lloyd, relata las aventuras de Marty McFly, un adolescente rebelde e impulsivo que vive bajo el ala de sus padres y viaja accidentalmente en el tiempo, desde 1985 a 1955, año que sus progenitores se conocieron. Una vez allí, cambian los hechos de la cronología original, de la época que los reunió y enamoró, lo cual pone en peligro la propia futura existencia del protagonista. Es así como, con ayuda del Doc. Emmett Brown, buscan la forma de volver a reunirlos y asegurar que el pasado no sea alterado.



Para ir calentando motores y prepararse para este gran especial de Studio Universal, les dejamos algunos datos curiosos que muchos fanáticos de la saga desconocen y querrán saber:

La inspiración del Doc: El científico loco buena onda, no era del agrado de Christopher Lloyd al inicio, de hecho, el actor rechazó el papel cuando se lo ofrecieron. Sin embargo, cambió de parecer cuando leyó el guion terminado. Según testimonios del actor, para dar vida al Doc Brown se inspiró en el científico Albert Einstein y el compositor Leopold Stokowski, ambos con cabelleras alborotadas. Algo que quedaría como marca registrada de su personaje.

El título que no fue: Sid Sheinberg, ejecutivo de Universal Pictures, sugirió en algún momento cambiar el título de la película por Spaceman from Pluto (El Hombre Espacial de Plutón), ya que le parecía que Volver al futuro no era algo muy atractivo. Por suerte la sugerencia no prosperó, pero incluyeron un pequeño guiño en la escena en donde el niño de la granja, a la que llega Marty, saca un cómic llamado “Space Zombies from Pluto”.

La máquina del tiempo que no fue: Una de las primeras formas en que Zemeckis imaginó que Marty viajaría hacía el pasado, sería en un viejo y enorme refrigerador de la década del 50, la cual el Doc adaptaría como una máquina del tiempo. Finalmente, decidió desistir de esta idea porque pensó que los niños podrían pensar que lograrían viajar en el tiempo si se encerraban en los refrigeradores de su casa, lo cual consideró peligroso.

El homenaje a Star Wars y Star Trek: Zemeckis no pudo evitar hacer una pícara doble referencia a las dos sagas de ciencia ficción más importantes del entretenimiento. Es recordada la escena donde Marty se disfraza como un extraterrestre, llamado Darth Vader y con una particular forma de respirar, proveniente del planeta Vulcano (¡A Mr. Spock le gusta esto!), añadiendo el clásico saludo de esa raza del universo de Star Treck.

El discurso de Ronald Reagan: Cuando Marty le dice al Doc que el presidente de Estados Unidos en 1985 es Ronald Reagan, el científico responde: “¿Ronald Reagan? ¿El actor? ¿Entonces quién es el vicepresidente? ¿Jerry Lewis?”. A Reagan le gustó tanto esa referencia, que luego en un discurso oficial se le ocurrió citar una frase de Volver al futuro: “A donde vamos no necesitamos caminos”.

Mañana no se pierdan el especial junto a Studio Universal por los 35 años de Volver al futuro.