Sección Trayectorias

Dirección: Sebastián Lelio
Titulo original: Disobedience
Dirección: Sebastián Lelio
Idiomas: Inglés
Minutos: 114
Director de fotografía: Danny Cohen
Guion: Sebastián Lelio, Naomi Alderman; basada en la novela de Rebecca Lenkiewicz
Año: 2017
Edición: Nathan Nugent
País: EE. UU, Reino Unido, Irlanda.
Dirección de arte: Jimena Azula, Bobbie Cousins
Música: Matthew Herbert
Intérpretes: Rachel Weisz, Rachel McAdams, Alessandro Nivola, Anton Lesser, Bernardo Santos.

Sólido drama en el que Ronit, la oveja negra de la familia, debe volver a Londres para el funeral de su padre, rabino de la comunidad ortodoxa. Al reencontrarse con Esti, entre ambas renacerán sentimientos que amenazan con incendiar todo a ambos lados de la línea que divide lo sagrado de lo profano.


Por Javier Puma

En los minutos iniciales de la película, un rabino desfallece frente a su congregación tras dar un apasionado sermón. En sus últimas palabras, indaga sobre lo que nos hace seres humanos y la importancia del libre albedrío. Estos temas estarán presentes durante todo este relato que presenta un triángulo amoroso en el que los tres personajes se debaten entre lo que quieren y lo que deben ser.

Esti (Rachel Weisz) vive sin preocupaciones como fotógrafa en Nueva York. Sin embargo, la muerte de su padre hace reflotar en ella todos los fantasmas que creía enterrados. De regreso a su pueblo natal, una comunidad cerrada de judíos ortodoxos en Inglaterra, deberá enfrentarlos de una vez por todas. Y es que además del duelo también deberá resolver la relación trunca que dejó con su mejor amiga Ronit (Rachel McAdams) quien ahora está casada con el rabino sucesor y también amigo de su infancia Dovid (Alessandro Nivola).

Aunque la película tarda un poco en poner todas sus piezas en juego, una vez que lo hace se adentra en un potente drama sobre personas a las que les es restringida su libertad de elección debido a su credo religioso. Esti es vista como una paria porque al abandonar su religión abandonó a padre; Ronit ve reprimida su orientación sexual por una comunidad que no se lo permite; y Dovid no puede mostrar debilidad ya que eso va en contra de su rol como “hombre” y “patriarca”.

En su debut en lengua inglesa, el director chileno Sebastián Lelio no abandona su mirada sobre la sexualidad reprimida y los prejuicios de la mirada ajena que también fueran explorados en Una mujer fantástica, reciente ganadora del Oscar. Este enfoque sumado a las excepcionales interpretaciones del trío protagonista son las que realzan el film. En especial la relación entre Weisz y McAdams, el verdadero núcleo emocional de la historia.

Disobedience ofrece así una válida e importante obra sobre la contradicción que perdura en la religión judía ortodoxa (y para ser amplio, en muchas otras) al limitar las libertades individuales de sus miembros. Y es que no importa en lo que uno crea o la fe que profese, nadie debería decidir por nosotros a quién es correcto o incorrecto amar.

Disobedience se presenta el 16 de abril a las 14.10 horas en el Espacio INCAA, Gaumont.