Invitame un café en cafecito.app

Los secretos del juicio que lleva adelante la cantante

Netflix estrenó el documental Britney vs Spears, dirigido por la cineasta Erin Lee Car, donde se vislumbran documentos, entrevistas y audios que no se habían visto antes, sobre el caso de la tutela que tiene el padre sobre la princesa del pop desde el 2007.


Por Malena Becerra

Britney Spears, además de ser un ícono de la música pop y una exponente para la generación de los 90 y los 2000, lamentablemente fue puesta en la mira como una gran estrella mediática. Acosada por los paparazzis al punto de la exasperación (todos recordamos la dramática escena con el paraguas y su camioneta rodeada por más de 100 cámaras de fotos), hasta el punto de considerarla una persona con demencia. Todo tomó otro giro cuando en el 2007 mientras Britney atravesaba un duro divorcio, el padre se ofreció como tutor de ella para “protegerla”. Ser tutor de alguien en los Estados Unidos significa ser el dueño absoluto de esa persona, como explica en el documental Britney vs Spears una periodista: “Él será Britney Spears”. Y es desde ese momento que nace el famoso movimiento llamado “Free Britney”.

Britney vs Spears realiza un recorte desde el año 2007, mostrando cómo la cantante tenía el control de todo, hasta la actualidad, cuando ya no era dueña ni de sus propias decisiones. La directora, que admite ser una gran fanática de Britney, quiso ahondar en la vida de la estrella durante esos años y mostrar lo que nadie mostró, con entrevistas de personas cercanas a ella y hasta con las propias declaraciones de Spears en los juicios.

Como sabemos, este tema ya había sido tratado en el documental Framing Britney Spears estrenado en febrero del 2021 y realizado por el New York Times. Ambas películas están muy bien realizadas pero abordan la cuestión desde lugares diferentes. Por ejemplo, el documental del New York Times muestra el nacimiento del movimiento “Free Britney”, reflexionando cómo la trataba la prensa llevándola a perder la cordura, con justa razón. Mientras que el original de Netflix se centra en cómo fue el proceso ilógico en el que el padre obtiene la tutela aprovechándose de ella, y en buscar quién es el verdadero enemigo: el padre, la madre, la asistente o hasta sus ex novios.

Una de las cosas que los documentales comparten, y que ambos aciertan, es contar con el testimonio de los paparazzis de esa época, ya que son puestos como uno de los tantos villanos en la vida de Britney Spears. Con preguntas incómodas ellos tratarán de defenderse diciendo cosas como: “Era nuestro trabajo, había que hacerlo”.

Tanto Britney vs Spears como Framing Britney Spears quieren dejar en claro cómo la prensa durante muchos años la trató como una loca, aludiendo que se encontraba fuera de control, perdida o tocando fondo, cuando en realidad lo que veíamos era a una mujer pidiendo que dejen de aprovecharse de ella, mientras que en el medio trataba de quedarse con sus hijos y luchando contra sus adicciones.

Es importante darse cuenta como con la lejanía de los años podemos ver los hechos de otra manera, debido a que la sociedad no era la misma que en esos años, ya que muchas de esas cosas no se hubiesen permitido. Este es uno de los grandes valores que tiene el cine, poner en cuestión y preguntarse cosas que antes no nos hubiésemos preguntado.

Un dato curioso fue que a días de haberse estrenado el documental, la justicia falló a favor de Britney Spears, sacándole finalmente la tutela al padre después de catorce años, otra razón más para ver estos dos excelentes documentales.

Si te interesan los documentales biográficos, Amy (2015) es otra lograda película sobre la vida de Amy Winehouse, cantante que lamentablemente tuvo un triste final, con imágenes únicas de ella, sin una mirada amarillista sobre los sucesos, sino invitando a la reflexión.


Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información de alta calidad que brindamos y valorás tener otra mirada sobre lo que se discute a diario. Buscamos hacer de CINERGIA el sitio de referencia sobre entretenimiento en Argentina. Lo que importa está acá. Por eso contamos con vos para seguir renovándonos. Invitanos un CAFECITO.

Invitame un café en cafecito.app