Invitame un café en cafecito.app

La trilogía de la justicia

El peso de la justicia. Les proponemos un pequeño análisis sobre la “trilogía de la justicia”: Absolute Power (1997), True Crime (1999) y Blood Work (2002) de Clint Eastwood, para redescubrir al director.


Por Matías Rodríguez Picasso

Preparando el camino para el estreno de Cry Macho, llegué a la famosa denominada “trilogía de la justicia”, un triduo de películas realizadas por Clint Eastwood entre 1997 y 2002. Absolute Power (1997), True Crime (1999) y Blood Work (2002) cuentan con la producción y dirección del artista estadounidense, que a su vez también protagoniza, donde reflexiona sobre múltiples aspectos y nos ofrece una mirada crepuscular sobre su persona y gran parte de su filmografía.

En Absolute Power (1997) Clint Eastwood personifica a Luther Whitney, un ladrón profesional que sorpresivamente termina siendo un testigo clave en un asesinato que involucra a gente muy poderosa. En True Crime (1999), se pone en la piel de Steve Everett, un periodista alcohólico y mujeriego que intenta demostrarle a todo el mundo que un convicto próximo a ser ejecutado con la pena capital es inocente. Por último, en Blood Work (2002), interpreta a Terry McCaleb, un veterano investigador del FBI que vuelve al ruedo luego de un infarto para hacer justicia por la persona que le dono su corazón.

Estas tres historias están atravesadas por varios tópicos comunes. Es indudable una clara influencia del cine de Alfred Hitchcock, debido a que en ellas tenemos a un hombre común enfrentándose a una situación extraordinaria que pondrá en jaque el status quo de su vida durante un tiempo determinado. Estos siempre se contraponen a poderes sumamente superiores, que a simple vista parecen imposibles de vencer, pero la verdadera batalla de los personajes es interna, ya que los protagonistas necesitan y están en búsqueda de encontrar su propia redención. Algo que también podemos observar en el cine de Alan J. Pakula y de Brian De Palma, por citar otros autores.


Es notoria la vinculación católica de estas películas, otro elemento sumamente “Hitchcockiano”: las tres, como bien dice el título de esta nota, nos hablan sobre la justicia. Para abordar esto no podemos evitar el peso católico que posee dicho concepto. No es casualidad, por citar ejemplos concretos y visibles a simple vista, que Absolute Power y Blood Work abran con un plano donde se observa claramente la cruz, y que en la trama de True Crime, particularmente en el personaje del convicto, la religiosidad sea un punto tan importante. Además, esta última finaliza en navidad, un periodo de nacimiento y buena nueva, y su resolución supone un nuevo comienzo tanto para el personaje de Eastwood como para el del convicto, que justamente pasadas las 00.00 vuelve a nacer.

Aproximándonos a la etimología bíblica de mencionado concepto, se define que la justicia de Dios es salvación y benevolencia, y en el hombre, su fidelidad personal. En esto último quiero hacer hincapié, ya que el objetivo principal de los protagonistas, como ya lo he mencionado, es ser fieles a sí mismos; a sus principios, a sus creencias, a sus familias, a sus trabajos, y a sus vocaciones. Al final del día lo logran, y consiguen esa redención que tanto buscaban y garantizan la salvación su entorno.

Continuando esta senda religiosa, debemos mencionar que si bien el lado luminoso siempre triunfa es con algo a cuestas. En todas las películas se debe pagar un costo. Clint nos deja bien en claro que nada es gratis, que siempre en el camino de la verdad y la justicia alguien se termina sacrificando por estos ideales.

Absolute Power, True Crime y Blood Work son películas donde Clint Eastwood junta todo el cine que lo interpela y lo extrapola, bajo una mirada crepuscular, a su propia vida y en menor medida a la de todos. Además, concibe en ellas thrillers sumamente interesantes, cargados de suspenso y que denotan su gran capacidad como realizador. Este jueves todos estaremos expectantes a Cry Macho, y celebraremos la vuelta del maestro a las salas.


Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información de alta calidad que brindamos y valorás tener otra mirada sobre lo que se discute a diario. Buscamos hacer de CINERGIA el sitio de referencia sobre entretenimiento en Argentina. Lo que importa está acá. Por eso contamos con vos para seguir renovándonos. Invitanos un CAFECITO.

Invitame un café en cafecito.app