Invitame un café en cafecito.app

Antoine Fuqua y Nic Pizzolatto detrás de la remake de la película danesa

Culpable, la remake de la película danesa de 2018, es un buen entretenimiento que ofrece esta semana Netflix, con el completo actor Jake Gyllenhaal poniéndose en hombros toda la trama.


Por Ignacio Pedraza

El policía Joe Bayler (Jake Gyllenhaal) se encuentra melancólico en el apático centro de monitoreo, cumpliendo tareas en otro espacio al suyo tras un conflicto laboral que se va presentando a cuentagotas. Los problemas se complementan junto al ámbito familiar, donde todo parece volverse cuesta arriba y que lo tiene al protagonista en situaciones límites y al borde del colapso.

El director de Días de entrenamiento (Training Day, 2001), Antoine Fuqua, vuelve a encontrarse con el actor tras Revancha (Southpaw, 2015), la buena película de boxeo pero que ponía énfasis en el drama personal del protagonista. En este caso sucede algo similar: más allá del suspenso que genera la investigación de Joe y los problemas familiares de la mujer que llama al 911, el cómo llega el protagonista a ese trabajo y lo que sucedió en el pasado parece lo más enriquecedor de la historia, que está bien apoyada por la vorágine del secuestro de Emily (Riley Keough).

Una comparación que puede servir para ejemplificar. 911: llamada mortal (The Call, 2013), protagonizada por Halle Berry, abarca mucho más el caso concreto en sí, a pesar de conocer el camino del personaje, y en cómo se va desarrollando. Por otra parte, el personaje de Gyllenhaal presenta más tintes dramáticos para su propia historia, donde el ambiente laboral y el desafío personal se complementan.

Para aquellos fanáticos del cine y, principalmente de los armados de proyectos y el detrás de cámaras, esta nueva película llamaba la atención por sus condiciones de producción: en plena pandemia, el director Antonie Fuqua fue contacto estrecho de un caso positivo de COVID y tuvo que dirigir desde una camioneta fuera del set durante todo el rodaje, que duró once días. Dentro de la trama también se siente el contexto en el que está rodado, ya que se utilizan pocos actores y actrices con las escenas compuestas solo por el protagonista y mínimos pasajes que siguen el caso a través de las luces de la camioneta.

Con un proyecto de estas características, toda la historia se apoya en el protagonista y el actor de Donnie Darko sabe de eso. En toda su carrera presentó diferentes papeles y vertientes que justifican esta posibilidad de estar todo el tiempo en pantalla prácticamente solo –interactúa únicamente con algunos trabajadores de la central y con las voces de las llamadas- y que no haya espacio para el aburrimiento o meseta narrativa, con los diferentes recursos corporales que sabemos que el actor suele utilizar

Será una discusión aparte si había necesidad de una remake con una trama con tintes “internacionales”, es decir, con la posibilidad de entenderla más allá del país y cultura perteneciente de la obra original; algo que generó la disputa por Otra ronda (Druk, 2020) y su futura adaptación estadounidense. Sin embargo, el entretenimiento como tal está presente y no falla para ver algo pasatista en el universo de las plataformas.


Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información de alta calidad que brindamos y valorás tener otra mirada sobre lo que se discute a diario. Buscamos hacer de CINERGIA el sitio de referencia sobre entretenimiento en Argentina. Lo que importa está acá. Por eso contamos con vos para seguir renovándonos. Invitanos un CAFECITO.

Invitame un café en cafecito.app