Estuvimos en el rodaje de Al tercer día

Producida por Daniel de la Vega y Néstor Sánchez Sotelo y dirigida por el mismo de la Vega, se encuentra en pleno rodaje la película de terror Al tercer día.


Por Gastón Dufour
Con el conocimiento y la pasión por el cine de género del productor Daniel de la Vega y la vasta experiencia de más de 20 títulos de Néstor Sánchez Sotelo, esta dupla se reúne una vez más para hacer Al tercer día, después de haber realizado juntos Necrofobia, Ataúd blanco y Soy tóxico. Sus títulos han escalado a nivel internacional, incluyendo mercados de cine y festivales en Argentina y en países como Bélgica, Reino Unido, Estados Unidos, México, Brasil, Italia, España, Francia, entre otros, poniendo los ojos de espectadores, medios y canales de distribución en el cine de género de alto nivel hecho en Argentina. Con Al Tercer Día se proyectan un gran recorrido para alcanzar al público ávido de este tipo de películas en todas las latitudes posibles.

Un gran elenco y grandes equipos en cada rubro, acompañan la producción de Al tercer día, que se sigue filmando durante las siguientes semanas, y estuvimos visitando el set y conversamos con uno de uno de los directores argentinos de género más importantes de los últimos años, Daniel de la Vega, quien además está estrenando Punto muerto.

 

LEÉ ACÁ DE QUÉ VA AL TERCER DÍA

 

¿Cómo es volver a trabajar con Néstor Sánchez Sotelo?

Daniel de la Vega: Con Néstor Sánchez Sotelo ya hemos trabajado juntos en varias películas, y somos socios en una productora nueva, emergente, Furia Films, con la cual ya hemos impulsado Necrofobia, Ataúd blanco, incluso estuvo involucrada en Punto muerto y ahora en Al tercer día. Es una productora que tiene una impronta de carácter fantástico y en general estamos presentando proyectos de terror, de carácter sobrenatural, fantasía; la verdad es que tenemos muchas expectativas de cara a la nueva gestión del INCAA, pensamos que va a ser una buena oportunidad para seguir desarrollando este tipo de actividades y poder ahondar con nuevos realizadores y encontrar nuevas producciones dentro de este marco de género que es muy convocante y tiene un gran mercado dentro de Argentina como en el extranjero

 

¿Cómo llegó la historia a vos?
DDLV: Yo conozco a Gonzalo Ventura por haber trabajado con él en otros proyectos también en danza a futuro, y él escribió esta novela de la cual desarrolló el guion junto a Alberto Fasce. Luego me acercaron el proyecto. Yo me enamoré del amor que él siente por este guion, por esta historia y desde ahí construí mi acercamiento y me terminé encariñando con ella. Entonces empezamos juntos a trabajar. El guion es de ambos y yo me encargué de transmitir el espíritu que existe en la novela; me pareció un proyecto muy atípico, más aún para llevarlo a la pantalla argentina. No voy a adelantar la trama porque tiene mucho registro del género al que pertenece y define su historia. Si bien no es el tipo de películas a las que suscribo como espectador, este guion me encanto porque tiene particularidades en su forma, cómo está contada en cuanto a las elecciones que hizo Gonzalo para construirla; eso me pareció muy atractivo y la hace distinta a otras películas de este tipo, de este género.

 

¿Cómo se está llevando a cabo el proceso de rodaje hasta ahora?

DDLV: La verdad es que la película se desarrolla muy positivamente con lo que estamos logrando en cuanto a los objetivos planteados, dado que es una película grande, entendiendo para mi, una película grande una película de seis semanas en un contexto político difícil… realmente estamos en una película grande gracias a la experiencia como productor de Néstor y las capacidades de financiarnos a la hora de desarrollar este tipo de proyectos. De hecho casi todas las películas tienen tres semanas y todas las que yo he hecho han sido de cinco, y en ese sentido estoy muy contento con poder trabajar mejor, con más tiempo para lanzar, y creo que el proyecto se viene armando muy bien a la hora de lo que yo quería y lo conseguimos.

 

¿Cómo fue la elección del elenco?

DDLV: Somos muy afortunados a la hora de hablar del elenco con el que contamos, tenemos un elenco de estrellas; de buenos actores más que nada. Me parece que el criterio de tener buenas actuaciones es para poder obtener un tipo de verdad en esta historia. Es difícil construir verosímil en una narración sobrenatural. Pero la verdad es que tenemos un elenco estupendo que puede sostener una historia de este tipo y traer un poco de verdad a lo que estamos contando.

 

¿Es muy difícil trabajar con niños?

DDLV: Es muy estresante trabajar con niños; por lo menos para mí. Se han tomado todos los recaudos posibles para que ellos disfruten la experiencia. Es un género difícil para transitar con niños. Pero la verdad es que ya tuvimos la experiencia en Ataúd blanco, y la verdad es que ellos disfrutan muchísimo. Encontramos la forma para que ellos la pasen muy bien; esto para ellos no es un trabajo, más bien están jugando, y saben que todo lo que pasa no es cierto. En ese sentido Octavio es muy inteligente, muy sensible, como actor la verdad es que es un hallazgo. Tenemos mucha suerte de tenerlo acá. Es otro de los hallazgos de esta película. Es un chico muy querible. Empatizás muy fácil con él. Y bueno, es una película de género, y pasan cosas, sí.

 

En una época en que la gente está más interesada en spoilear o adelantar cosas de la trama de una película o serie, ¿Es difícil cuidar eso?

DDLV: Es difícil, muy difícil. Por eso no dejamos entrar a cualquier medio de prensa…sépanlo. Somos muy precavidos. Tomamos muchos recaudos porque precisamente la trama tiene sorpresas, entonces que se filtren la verdad nos perjudicaría a nosotros y a los espectadores fundamentalmente, porque queremos darles la posibilidad de recibir una buena película, y parte de la experiencia es disfrutar de una historia que no conocen. Es un poco la nostalgia de aquella infancia perdida en que no sabíamos nada de las películas, solamente lo que decía el diario. Hoy buscás en internet y eso te permite saber todo, tenés el making off antes del estreno; en ese sentido me parece muy importante preservar la historia, preservar los elementos que están en juego.

 

En breve estrenás Punto muerto y a la vez estás en plena tarea en un rodaje muy extenso. ¿Cómo te sentís con ello?

DDLV: Muy emocionado. Parece que fuera exitoso, que no es el caso, considerando la coyuntura que nos toca en suerte. Me considero un privilegiado. Estoy filmando una película de seis semanas y estreno Punto muerto el 3 de octubre y la verdad es que me pone muy feliz contar historias, me nutre poder hacer esta tarea, y creo sinceramente que vienen momentos mucho mejores, creo que va a haber mucho mejores políticas cinematográficas; hemos atravesado una situación compleja en que las historias les pertenecen a los que más tienen y en ese sentido poder tener otras miradas es muy necesario, poder contar con estos espejos, estas miradas de directores provenientes de otras clases sociales que necesitan del apoyo estatal para contar sus historias. En ese sentido creo que la política del INCAA a la que hemos sobrevivido estos años ha sido muy difícil para poder contar desde tu mirada la mirada de quienes por ahí no tienen todos los recursos pero hemos conseguido los medios para poder contar esta historia. Pero bueno, soy optimista para lo que se viene.