Los títulos que no podés dejar pasar

Este jueves estrenó en los cine de Argentina Chubut, libertad y tierra, un documental de Carlos Echeverría que indaga sobre cómo influyen los capitales extranjeros en la vida cotidiana de las comunidades originarias y campesinas de la Patagonia. Nos pareció una excelente oportunidad para repasar otros cinco títulos que se desarrollan en nuestro sur argentino.


Por Ayelén Turzi

La Patagonia Rebelde (1974)
Clásico de Héctor Olivera, basado en una novela de Osvaldo Bayer, tiene un elencazo encabezado por Héctor Alterio, Luis Brandoni, Federico Luppi y Pepe Soriano. Retrata los hechos de la denominada Patagonia Trágica, allá por 1921. Ojo, no se dejen engañar: las películas de hechos políticos suelen ser un embole, pero esta es realmente una excepción. Es atrapante de principio a fin y tiene un muy buen ritmo narrativo. Ha soportado con muchísima dignidad el paso del tiempo.

 

Forajidos de la Patagonia (2013)
Western con elementos de comedia, está disponible en Cine.ar y es una propuesta por demás interesante. Fue dirigida por Damián Leibovich y cuenta la historia de Pancho, un realizador cinematográfico de Buenos Aires que busca como financiar su película. Su mejor plan es viajar a la Patagonia en busca de un botín que Butch Cassidy dejó antes de morir. Se pudre todo cuando se cruza con más gente con su mismo objetivo. Si les gusta el cine independiente, de género y hecho con mucha pasión y amor, no duden en darle play.

 

La película del Rey (1986)
La ópera prima del reconocido Carlos Sorín reúne varios elementos particulares. Es una película que, sin perder su tono de comedia, indaga en la biografía de Orélie Antoine de Tounens, conocido como el “Rey de la Patagonia”. Abogado francés, llegó al sur allá por 1858 y entre idas y venidas se terminó constituyendo como rey del Reino de la Araucanía y Patagonia, pero duró obviamente poco. La película fue reconocida por el público y la crítica, además de ganar varios premios, entre ellos Cóndor de Plata y Goya a la mejor película extranjera.

 

Érase una vez en la Patagonia
En realidad acá estamos haciendo un poco de trampa. Érase… no es una película, sino una miniserie que obviamente puede verse de corrido (si habrán maratoneado series largas, acá son ocho capítulos de media hora). Fue realizada por la gente de Bara Audiovisual, con Javier Cea y Maximiliano Anriquez como responsables principales. Retoma la historia de Juan Balderrama, quien, cansado de la injusticia, lidera un grupo de bandidos en la Patagonia de principios del siglo XX que van tras la pista de un tesoro. Hay también una versión largometraje, se las dejamos.

 

El sacrificio de Nehuen Puyelli (2016)
Sin dudas José Celestino Campusano es uno de los realizadores más prolíficos en la actualidad y, además, se encarga de generar una imagen bastante federal de nuestro cine, grabando en diferentes ciudades. Esta propuesta se desarrolla en Bariloche, pero no es el Bariloche lindo turístico, sino en los sectores marginados. Los personajes también se encuentran al límite (o fuera) de la sociedad, ya que la película se constituye como un drama carcelario. Cuchillazos, elementos de brujería, acusaciones cruzadas y denuncia social en una de las propuestas más originales de Campu.

Y acá la pregunta de siempre: ¿Cuál nos olvidamos? ¿Les gustó este listado? ¿Qué película agregarían?