La pieza audiovisual busca ser un elemento concientizador

Estrena en Buenos Aires el cortometraje Simón, dirigido por el venezolano Diego Vicentini, quien pretende generar empatía en el exterior con la situación venezolana usando la pieza audiovisual como un elemento concientizador.


Las vicisitudes por las que pasa un estudiante al abandonar su país y enfrentar las dificultades que conlleva solicitar asilo en Estados Unidos es el punto de inicio del cortometraje Simón, escrito y dirigido por el venezolano Diego Vicentini.

Simón se estará proyectando el próximo lunes 25 de febrero en las salas de Cinemark Palermo, en dos únicas funciones, a beneficio de distintas fundaciones que ayudan a los venezolanos en medio de la crisis que atraviesa actualmente el país sudamericano. Con una primera función a las 19.45 horas y una última a las 21.00 horas, la velada cinematográfica se realizará en el marco de dos cine-foros, que contarán con la participación tanto de Vicentini, como la del protagonista del film, el actor Christian McGaffney.

El audiovisual de 26 minutos de duración, ha logrado con tan solo un trailer de 55 segundos crear furor en las redes sociales alcanzando más de 11 mil reproducción en YouTube, y acumulando alrededor de 19 mil seguidores en Instagram.

Simón, es una historia que se cuenta en dos idiomas, inglés y español, y en ella se retrata la ola de protestas cívicas vividas en Venezuela durante el año 2017, una narración realizada a través de la mirada de un líder estudiantil, y su búsqueda de asilo político en los Estados Unidos.

Actualmente el corto esta en una breve gira de proyecciones que incluye a Panamá, México, Chile y la ciudad de Miami.