Invitame un café en cafecito.app

El estreno se vería nuevamente atrasado

Warner Bros. contaba con grandes producciones para el 2020, entre Tenet, Wonder Woman 1984 y Dune, que le aseguraban una taquilla importante. Pero pasaron cosas y el mundo se paralizó, y con él los cines. ¿Qué sucederá con la película de DC?


Por Walter Pulero

Nadie se imaginó que una pandemia azotaría al planeta este año y llevaría a los cines a cerrar sus puertas sin fecha prevista de apertura. Para plasmarlo de laguna forma más terrenal, muchos cines de Argentina proyectan películas incluso en Navidad y Año Nuevo. Pero ahora al público le toca quedarse en casa y esperar.

Sin dudas el mundo del cine cambió por la pandemia del coronavirus. AMC Theaters y Universal Pictures, anunciaron en julio un acuerdo que modifica los 90 días de plazo entre el estreno de cines y la distribución digital a un mínimo de 17 días. Al acortar la ventana de exhibición, se invitaría a las audiencias a no salir de casa. A las pocas semanas, Disney confirmó que Mulán, su esperado live action y de millones de dólares, llegaría on demand a su plataforma Disney Plus bajo el concepto VOD Premium, con un valor adicional. ¿Será este el nuevo paradigma? Para los que amamos de ver cine en el cine, esperemos que no (o al menos que no reemplace a la forma tradicional).

Yendo al caso particular de Wonder Woman 1984, su lanzamiento estaba previsto para junio, luego para agosto y después oficialmente para octubre, cuando parecía ser un buen mes para su estreno. Pero estamos a un paso de la fecha y los casos positivos de Covid19 siguen en aumento en prácticamente todo el mundo.

Comenzó la apertura de los cines en Estados Unidos y las primera películas que fueron lanzadas, como Tenet y The New Mutants, tuvieron una buena recaudación en taquilla pese a las restricciones, pero en algunas partes del mundo todavía se espera sus estrenos, y al parecer todavía falta mucho. Lo que todo indica que el estreno de la segunda película en solitario de Wonder Woman podría volver a retrasarse.

Aunque los cines de a poco comenzaron a reabrir en países que han levantado las fuertes restricciones de reuniones en espacios públicos, es el comportamiento del consumidor lo que los estudios no pueden planificar con anticipación. Incluso si los cines están abiertos, ¿Querrán ir los espectadores, independientemente de si existen las herramientas adecuadas de distanciamiento social (como dos metros entre las personas en los teatros y las capacidades limitadas)? Eso es lo que empresas como Warner Bros., Disney, Universal y Paramount están tratando de predecir.

También las cadenas exhibidoras y las distribuidoras se encuentran sumergidas en un escenario complicado: los cines no abrirán sin un estreno de importancia que lleve al público a las salas, y las películas de los grandes estudios no llegarán a menos que los cines estén abiertos. Y las salas con menos de la mitad de sus butacas ocupadas, no es negocio.

¿Qué es que se espera de un film de este estilo? Que al menos doble su costo. Para eso la película protagonizada por Gal Gadot debería reunir mil millones de dólares, una cifra enorme si el público no tiene ganas de ir a los cines. Es por esto que si Wonder Woman 1984 cambia su fecha de estreno para el 2021, sería la mejor movida para Warner Bros., ya que de acuerdo a los estrenos planificados, el próximo año podría encontrar una mejor fecha de lanzamiento.

En caso de que la película dirigida por Patty Jenkins vuelva a retrasarse, también obligaría a hacerlo a Dune, cuyo primer trailer vimos el día de hoy.

No hay dudas de que más allá que el formato doméstico está ganando lugar e interés en los espectadores, el público quiere seguir yendo al cine y ver los blockbusters en cines. Las grandes películas se seguirán viendo allí. Es mejor esperar lo que haga falta.