La película está inspirada en eventos reales de la vida del director Sean Anders

En Familia al instante Pete (Mark Wahlberg) y Ellie (Rose Byrne) deciden iniciar una familia, se tropiezan con el mundo de la adopción y al conocer a un trío de hermanos, incluyendo a una rebelde chica de 15 años (Isabela Moner), pasan de cero a tres hijos de la noche a la mañana. Ahora Pete y Ellie deben aprender sobre la paternidad rápidamente, con la esperanza de convertirse en una familia.


Familia al instante está inspirada en eventos reales de la vida del escritor/director/productor Sean Anders, y es protagonizada por Mark WahlbergRose Byrne, Octavia Spencer, Tig Notaro, Margo Martindale, Julie Hagerty y Michael O’Keefe.

Anders comenzó a escribir Familia al instante con su co escritor/productor John Morris en medio de sus grandes éxitos Guerra de papás y Guerra de papás 2. En estas dos películas, mientras nos hacía reír a carcajadas, el dúo demostró su don para retratar los matices de la familia moderna y mixta. Con Familia al instante Anders muestra las posibilidades de la familia mixta mientras el personaje principal de la película, Ellie, soporta las peores situaciones. Familia al instante celebra la idea de que una familia puede surgir de cualquier parte.

Aunque la adopción puede ser un tema muy serio para una película, Anders también se siente cómodo mostrando sus partes ligeras, ya que quería contar su propia historia. Cuando él y su esposa tomaron la decisión de adoptar a tres hermanos biológicos de un internado, cosa que les cambió la vida, “muchas de las cosas que sucedieron fueron graciosas y otras muy frustrantes.” Decidir llevar a tu casa a personas que de pronto se vuelven tus hijos sin que siquiera los conozcas, ni ellos a ti, es toda una comedia en potencia.”

Y continua, “pensé que sería genial que John Morris (co escritor/productor) y yo pudiéramos hacer una comedia sobre este tema sin convertirlo en un drama que la gente temiera ver. Pudimos hacer la película así porque mi experiencia fue graciosa, cálida y conmovedora. Espero que ayude a llegar a chicos que buscan familias y hogares.
Anders explica que, “años después (de adoptar) cuando John y yo decidimos escribir la historia, fui a hablar con mi antigua trabajadora social y me reuní con más familias y niños. La comedia que retratamos en la película surgió porque me pasaron muchas cosas, al igual que a otras personas que compartieron conmigo su historia y las situaciones que vivieron.

Mark Wahlberg, quien ya ha protagonizado tres películas de Anders, piensa que la experiencia personal de Sean da información para la película. “Pienso que le da un ancla emocional y una honestidad y autenticidad que la hace profundamente emocional y personal. Y tiene algo con lo que todos se pueden identificar. Me parece que será una película que te hará sentir bien en una época en que la gente necesita sentirse bien.”
Anders admite, “No te voy a mentir, me gustan los finales felices. Poneme frente a un ‘campo se sueños’ y seré un desastre, así soy yo. Hacer una película con corazón que pueda hacer sentir bien a la gente pero que a la vez la lleve a lugares oscuros, es ser honesto. No es algo falso o inventado porque conozco a los padres que han vivido esto peor que yo, o que el personaje de la película. Lo único que todos tienen en común es que todos opinan que no lo harían diferente. Por eso me pareció que definitivamente esta película podía ser una comedia y a la vez algo conmovedor”.

 

 

Por su parte, John Morris disfrutó trabajar con Anders en el guion. “Usamos muchos de los errores de Sean para agregar comedia, y como sus hijos son tan geniales, tuvimos que adornarlos un poco, así que agregamos a una adolescente cuya inspiración fue una chica que conocimos, llamada Maraide Green, que fue adoptada. Incluimos algo de su historia en el guion, ella nos inspiró y nos dio ideas. La trajimos de Los Ángeles a Atlanta, donde filmamos, y la convertimos en asesora de la película, es genial.”

Anders y Morris le dieron a Maraide un borrador del guion para que les diera su opinión, y Anders recuerda. “Nos hizo muchos buenos comentarios y nos ayudó a hacerla más honesta, en ocasiones, brutalmente honesta.” Algo de lo que agregaron salió directamente de la vida de Maraide.

Mariade Green explica, “Me adoptaron cuando tenía 13 años, antes de eso entré y salí varias veces del sistema, dice. “Primero me separaron de mi madre a los ocho años, porque ella usaba drogas y tenía novios abusadores. Terminé viviendo en hogares temporales por un tiempo, hasta que volví con ella. Todo estuvo bien por un rato, pero luego ella comenzó a drogarse de nuevo. Terminé regresando al sistema y viví en un par de hogares temporales. En uno viví un tiempo y pensé que me adoptarían, pero finalmente no funcionó y me enviaron a otra casa donde, por fortuna, me adoptaron. Así que ahora tenía cuatro hermanos y papás, lo que estaba bien. Ahora tengo 20 años y voy a la UCLA, que fue siempre mi sueño

Maraide recuerda, “Cuando conocí a Sean, él me mandó el guion, que era genial. Le mandé muchísimas notas, diciéndole “esto no sucedería jamás, esto no tiene sentido,” etc. Me encanta que quisiera ser tan honesto. Si has estado en el sistema y ves esta película, te vas a conectar con ella, porque es muy real.”

Y continua, “Me emocionaba que esta película contara la historia de niños en adopción sin ser un drama intenso. Fue lo que más me gustaba, porque te hace reír.” Maraide espera que la película pueda cambiar la percepción de los niños en el sistema de hogares temporales. “Los niños en el sistema no son raros o están descompuestos o locos, simplemente son niños que han pasado por cosas muy difíciles, pero que valen mucho y pueden tener mucho éxito en la vida y lograr cosas increíbles, si les das amor.”

Parte de la investigación e inspiración que tuvieron Anders y Morris al escribir la película vino de Allison Maxon, una trabajadora social del Centro Kinship, donde Sean y su esposa adoptaron a sus tres hijos. Morris explica: “Allison nos ayudó a contactar a padres que habían adoptado por medio del sistema de hogares temporales. Queríamos tener los dos lados de la historia, así que hablamos con padres adoptivos y con niños del sistema de hogar temporal.”

 

 

Maxon agrega: “Algo de lo que ves a Pete y Ellie pasar en la película son las altas y bajas que les suceden a nuestras familias en la vida real. Hay partes de la película que son muy reales y reflejan lo que pasan nuestros niños. Sean pudo captar todo eso en el guion, no escribió desde afuera, sino basado en su propia experiencia. Hay humor en la película, aunque en la adopción no siempre lo hay.”

“Creo que la conexión es muy importante. Me parece que los mejores directores con frecuencia hacen la misma película una y otra vez, dice el productor Marc Evans. “Creo que las películas de Sean y John siempre se han tratado de la familia. Guerras de papás y su secuela lo son. Sean ha vivido experiencias así. La familia puede ser el perfecto núcleo familiar donde los niños tienen dos padres aún en casa, o, un grupo de amigos que hacen una película juntos. O una familia puede ser una pareja que adopta a un niño y lo vuelve parte de su familia.”

Al cuestionarle si esta película podría cambiar la percepción de la gente sobre la adopción, Octavia Spencer, otra de las protagonistas, nos dijo, “Absolutamente, creo que esta película lo hará. Sean realmente habla de temas serios, y hace preguntas de las que hablamos en la película. Así que me parece que definitivamente tendrá un gran impacto. Rezo porque sea así.”

Familia al instante, protagonizada por Mark Wahlberg y Rose Byrne, llega a los cines el próximo 29 de noviembre.