Al infinito y más allá

TITULO ORIGINAL: Ad Astra
TITULO ALTERNATIVO: Ad Astra: Hacia las estrellas
DIRECCIÓN: James Gray.
ACTORES: Brad Pitt, Donald Sutherland, Tommy Lee Jones, Liv Tyler.
ACTORES SECUNDARIOS: Ruth Negga, Greg Bryk, Jamie Kennedy, John Ortiz.
GUION: James Gray.
FOTOGRAFIA: Hoyte Van Hoytema.
MÚSICA: Thomas Newman.
GENERO: Thriller, Ciencia Ficción.
ORIGEN: Brasil, Estados Unidos.

El viaje hasta Marte requiere de una gran preparación física y mental. La NASA siempre se ha ocupado de seleccionar cuidadosamente a sus astronautas, pero cuando toman la decisión equivocada y envian a uno de sus astronautas sin la capacidad suficiente a una misión en búsqueda de vida extraterrestre, el mismo desaparece. Ahora su hijo irá en busca de su padre a través de la galaxia.


Por Emilio Guazzaroni

El director estadounidense James Gray (The Lost City of Z, Two Lovers) se encarga de llevar a Brad Pitt al espacio en su nueva película, Ad Astra. No solo como protagonista, sino como productor, el reconocido galán que viene de romperla en Once Upon a Time in Hollywood, remarca su buen momento estableciendo un papel memorable.

La historia está contextualizada en un futuro cercano y se centra en Roy McBride (Pitt), un astronauta que recorre diferentes mundos con el fin de serle útil a la ciencia y por sobre todas las cosas, encontrar a su padre, al quien creen muerto en una expedición a Neptuno.

Ad Astra se podría catalogar bajo el género de ciencia ficción, aunque mucho no importen las diferencias y etiquetar a las películas no las ayudan en nada, ya que también podría ser drama, suspenso, aventura y hasta una road movie. Lo que vale la pena es valorar el trabajo técnico a la hora de narrar la historia que sorprende por su fotografía y sus impactantes imágenes espaciales, que logra generar sensaciones puntuales como es el vértigo. Cabe destacar que el sonido está trabajado de manera formidable y por eso es recomendable que sea vista en una sala con la mejor instalación posible.

El guion está bien pero por momentos se puede pestañear largo por silencios y duraciones de planos que son entendibles para el relato pero desgastan la mirada crítica hacia la ciencia, la política y la forma de trabajar de Estados Unidos.

Por último, Brad Pitt transmite la soledad y el sufrimiento como nunca antes en su carrera, es un personaje completamente introspectivo que se va dejando llevar por sus emociones a medida que el film avanza. Es un trabajo excelente de Gray, como lo viene siendo en toda su filmografía, y ya deberíamos reconocerlo por el nombre y apellido como uno de los grandes directores de la época.