La crisis de pareja

TÍTULO ORIGINAL: Amor de película
DIRECCIÓN: Sebastian Mega Diaz.
ELENCO: Natalie Pérez, Nicolás Furtado.
ELENCO SECUNDARIO: Guillermo Pfening.
FOTOGRAFÍA: Mariano Suárez.
MÚSICA: Tomas Putruele.
GÉNERO: Romance, Comedia.
ORIGEN: Argentina.

Martin y Vera se conocieron hace 7 años filmando un corto, se enamoraron y desde ese día estan juntos. Ahora Vera es una actriz famosa y Martin un director…no tan famoso. Cuando el trabajo de Martin lo lleva a ausentarse en el estreno de la última obra de Vera, la relación que venia medio estancada sufre una crisis existencial y ahora Martin deberá hacer todo para recuperar a quién pensó que jamás perdería.


Por Alina Spicoli

Amor de película es una comedia romántica nacional que marca el debut en la dirección de Sebastián Mega Díaz, quien también se ocupó del guion junto a Sebastián Caulier. Filmada en CABA y en Vicente López, la obra está protagonizada por Natalie Pérez (es la primera película de ella) y Nicolás Furtado. Acompañan Guillermo Pfening (Cromo) y Vanesa Butera (Simona).

En una tarde lluviosa, una compositora conoce a un muchacho en un bar. Cuando se corta la luz, se inicia la conversación. Luego, él se acerca a su mesa y le ayuda a terminar de escribir una canción. Así es como comienza “Chico conoce a chica”, el cortometraje dirigido por Martín Rivas (Nicolás Furtado). En esa producción que se grabó siete años atrás, Martín conoció a Vera Marino (Natalie Pérez), actriz de la que quedó perdidamente enamorado. Tal es así que cuando terminó la filmación, los dos iniciaron una relación. Mientras que la carrera de Vera continuó en ascenso, Martín aún no pudo destacarse como director. Sin embargo, la oportunidad le llega cuando le ofrecen la propuesta de dirigir una miniserie en México. Esperanzado y ansioso, Martín pareciera solo tener ojos para su actividad. Cuando Vera se entera que su novio tendrá que viajar cuando ella tiene el estreno de su obra teatral unipersonal “El vivero real”, la relación penderá de un hilo.

Fresca, tierna e híper sencilla, la primera película de Sebastián Mega Díaz gustará tanto a chicas y chicos como a la juventud adulta. A pesar de contar con algún que otro cliché típico de este tipo de película, esta producción tiene la ventaja de narrar una historia distinta a todas las demás. Sucede porque acá la problemática no va sobre las dificultades que tienen que atravesar dos personas que recién se conocen para poder estar juntas, sino que la complicación central está enfocada en qué es lo que pasa después, cuando la pareja ya lleva años siendo estable. ¿Qué pasa cuando ya se da por sentado el amor que te tiene la otra persona? ¿Puede la falta de atención destruir una relación? ¿Cómo afecta la transformación de personalidad al romance? Todas esas incógnitas plantea la película, dándole una cuota de originalidad necesaria como también atractiva de ver.

En cuanto a la trama, no hay mucha profundidad con respecto a la personalidad de las figuras principales, más que la descripción de cualidades que cada uno tiene dentro del cortometraje donde se conocieron (sus roles dentro de la película llegan a ser bastante parecidos a los que ellos están actuando dentro del corto). Sin embargo, los protagonistas salen bien parados gracias a la buena química que construyeron. Teniendo en cuenta que esta es su primera película, Natalie Pérez se destaca por su naturalidad y su bellísima voz (canta “Un salto al vacío”, canción compuesta especialmente para esta producción).

Con una buena ecuación entre escenas graciosas y situaciones dramáticas, Amor de película se convierte en una producción agradable sobre las segundas oportunidades. Dulce y romántica, la película retrata con éxito cómo es que la persona que tenemos al lado puede no estarlo por siempre si se la descuida.