De exorcismos y posesiones

TÍTULO: Belzebuth
TÍTULO ORIGINAL: Belzebuth
DIRECCIÓN: Emilio Portes
ELENCO: Joaquín Cosio, Tobin Bell, Tate Ellington, Aida López
FOTOGRAFÍA: Ramón Orozco Stoltenberg
GÉNERO: Terror
ORIGEN: México

Después de haber perdido a su familia de una manera extremadamente trágica, el detective Emmanuel Ritter debe investigar una masacre dentro de una escuela provocada por un estudiante. Al inicio todo parece tener un camino muy claro, pero el caso se vuelve mucho más complejo cuando, al pasar los días, un sacerdote del Vaticano aparece con otro punto de vista.


Por Emanuel Juárez

La historia transcurre en la frontera de Estados Unidos y México, donde el agente de policía Emmanuel Ritter (Joaquín Cosio) comienza a investigar una serie de homicidios ejecutados contra niños. A su vez, y motivado por el asesinato de su propio hijo, poco a poco descubre que esta cadena de asesinatos podría estar relacionada con fuerzas desconocidas por la lógica humana. Cuando el agente de FBI, Iván Franco (Tate Ellington), descubre el primer homicidio, interviene con un grupo de investigadores de lo paranormal, ya que los hechos involucran a un sacerdote disidente (Tobin Bell) al que se le siguen los pasos por diversas partes del mundo.

Si bien Emilio Portes ya pudo demostrar su gusto por el cine de género en sus dos primeros films, Conozca la cabeza de Juan Pérez (2008) y Pastorela (2011), en esta ocasión logra llevar su historia completamente hacia el terror. Belzebuth (2017), su primera película de horror, no es perfecta, pero logra ser un largometraje bien ejecutado que trata de esquivar los caminos propios de este cine y aunque no lo logre por completo, se nota que busca aportar algo diferente.

Portes se las rebusca para congeniar un largometraje sobre posesiones, crímenes y exorcismos apoyándose en la temática social del país donde sucede la trama y ese es su punto fuerte. Al desarrollar su historia en la frontera mexicana y ligarla tanto a la cultura de esa región, Belzebuth marca su gran acierto, el terror no solo juega desde el lado sobrenatural, sino que también tiene el peso contemporáneo de lo ocurre en ese escenario. El comportamiento del propio ser humano puede ser más cruel que el de las fuerzas sobrenaturales y con eso juega Portes. Asociando la parte más oscura de los hombres, con las realidades del México actual, como los atentados, el crimen organizado, el narcotráfico y la corrupción, logra encontrar el camino exacto para introducirnos de lleno hacia un desenlace totalmente paranormal.

El sonido y la fotografía resaltan las atmósferas lúgubres logrando aportar el tono (seguramente) buscado por Portes, lo que resta es el uso del CGI, sobre todo cuando se apoya totalmente en eso, pero los resultados logran ser bastante decentes.

Belzebuth tiene de trasfondo la clásica batalla del bien contra el mal, pero ofrece algunos puntos con cierta identidad cultural y aunque no sea una película perfecta, logra entregar un espectáculo correcto, sobre todo durante su primera hora, que juega todas sus cartas de una manera más que atrapante. Puede que, llegando al desenlace, la historia pierda algo de fuerza por los propios clichés del género, de los cuales no escapa del todo, pero se reconoce el intento de querer aportar algo diferente a las propuestas actuales provenientes de Hollywood.

Reseña Panorama
Buena
60 %
VíaEmanuel Juárez
Compartir
Artículo anteriorReview: Finale
Artículo siguienteReview: Morto Não Fala