Invitame un café en cafecito.app

La magia del misterio

Claudia, la última película del director Sebastián De Caro, llegó a la plataforma CINEAR y es una gran oportunidad para descubrir una de las películas nacionales más interesantes de los últimos tiempos.


Por Matías Rodríguez Picasso

Claudia de Sebastián De Caro está centrada en Claudia Segovia (Dolores Fonzi), una wedding planner obsesiva hasta el hartazgo, pero excelente en su trabajo, que debe lidiar con un casamiento un tanto extraño, mientras está atravesando el peor fin de semana de su vida.

A simple vista, esta podría presentarse como una comedia típica de enredos dentro de una boda, pero decide arriesgarse y aspira a ser mucho más que eso. La película se construye a través del misterio. Posee un guion suspicaz que constantemente juega con el espectador y que propone una trama totalmente imprevisible, como un buen truco de magia. Siguiendo de cerca su premisa, aquí los detalles son todo. Se advierte, a simple vista, que nada está puesto o hecho al azar. Lo noten o no los espectadores, todo se conforma como algo relevante que aporta verdaderamente a la narrativa. Es por esto que la misma denota de varias capas de análisis y de lectura, algo que hace indispensable tener más de un visionado para lograr un acabado realmente profundo, rico y que intente dar explicación a la infinidad de elementos planteados por los autores.

Dolores Fonzi se luce. Encarna a una mujer inteligente, conflictuada e ingeniosa, pero por sobre todas las cosas, sumamente interrogante. No solo para el espectador sino para la mayoría de los que la rodean. Y está muy bien acompañada por un reparto donde se encuentran Jorge Prado, Laura Paredes, Julieta Cayetina, Julian Kartun, entre otros.

En niveles técnicos, el director de fotografía Mariano Suarez hace un trabajo impecable. Hay una gran utilización de la luz y de los colores que le aportan a la película un tono onírico. Otro punto destacable, es la tarea por parte de la dirección artística de Laura Caligiuri y por el departamento de arte integrado por Matías Bereslawski, César Cortez y Mercedes Sarmiento. Su trabajo es sencillamente espectacular y muchas veces invisible para el espectador, por la gran cantidad de elementos y artefactos planteados que no son puestos en foco. La banda sonora logra niveles inquietantes y nos traslada directamente a una obra de Dario Argento o de Pino Donaggio.

En conclusión, Claudia es una película irónica, divertida, imprevisible e incómoda, que nos desafía constantemente y que propone un tipo de experiencia cinematográfica diferente. Estamos frente a una propuesta novedosa e insólita para nuestro cine nacional, y es por eso que debemos celebrarla y defenderla.


Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información de alta calidad que brindamos y valorás tener otra mirada sobre lo que se discute a diario. Buscamos hacer de CINERGIA el sitio de referencia sobre entretenimiento en Argentina. Lo que importa está acá. Por eso contamos con vos para seguir renovándonos. Invitanos un CAFECITO.

Invitame un café en cafecito.app