Casa tomada

TÍTULO ORIGINAL: Clementina
DIRECCIÓN: Jimena Monteoliva.
ELENCO: Emiliano Carrazzone, Susana Varela, Cecilia Cartasegna.
GUION: Diego Fleischer, Jimena Monteoliva.
FOTOGRAFÍA: Mariano Dawidson.
MÚSICA: Julián Teubal.
GÉNERO: Drama.
ORIGEN: Argentina.

Después de ser atacada brutalmente por su esposo, Juana regresa a su casa. El marido está prófugo y ella inicia sola su recuperación. Sonidos extraños, objetos que aparecen y que luego se pierden, sombras y voces que la persiguen: Juana no sabe si su esposo está oculto acechándola, si todo es obra de su imaginación. O quizás algo más siniestro está con ella…


Por Lau Kievsky

Juana es una joven embarazada que recibe un ataque por parte de su esposo. La historia comienza cuando una vecina la encuentra tirada en el piso de su casa rodeada de sangre y golpeada. A partir de allí, seguimos la historia de Juana, sus relaciones y su complejo y extraño día a día.

Juana comienza a escuchar ruidos sospechosos y a sentir presencias sobrenaturales en su casa. De esa forma, el drama y el suspenso de su historia se nutre de elementos desconocidos que hacen dudar tanto a la protagonista como al espectador si lo que está viendo y escuchando es real o no.

Así, el guion comienza intrigando al espectador acerca de lo que va a pasar y creando cierta atmósfera que se va apagando a medida que avanza la película. El último acto parece desconectarse con los dos primeros, generando algo totalmente distinto a lo esperado.

Si bien las actuaciones son correctas, lo que resalta al ver la película es la musicalización y la fotografía que terminan ayudando a crear suspenso más que los simples diálogos que mantiene la protagonista con sus compañeros de trabajo, familia y vecinos.

Clementina se suma a la corriente de cine de género que está en SUBA últimamente. Muestra escenas que podrían pasar en la vida real a cualquier mujer, pero le suma el elemento fantástico. Logra mostrar las diferentes aristas de la violencia de género, dándole una vuelta de tuerca.