Libertad, amor y liderazgo

TÍTULO: Cómo entrenar a tu dragón 3
TÍTULO ORIGINAL: How to Train Your Dragon: The Hidden World
DIRECCIÓN: Dean Deblois.
VOCES ORIGINALES: Jay Baruchel, Cate Blanchett, Kristen Wiig, Jonah Hill, Kit Harington, T.J. Miller, Gerard utler, Christopher Mintz-Plasse, America Ferrara, Djimon Hounsou.
GUION: Dean Deblois.
FOTOGRAFÍA: Gil Zimmerman.
MÚSICA: John Powell.
GÉNERO: Animación, Acción.
ORIGEN: Estados Unidos.

Tercera entrega de Como entrenar a tu dragón. Hipo (voz de Jay Baruchel) se ha convertido ya en líder y gobernante de Berk. Chimuelo sigue siendo Chimuelo, pero la aparición de una Furia Luminosa y de una nueva amenaza causa que los amigos deban prepararse para enfrentar sus propios destinos. Una vez más Vikingos junto a Dragones lucharán para defender su hogar.


Por Alina Spicoli

Cómo entrenar a tu dragón 3 (How to Train Your Dragon: The Hidden World, 2019) es una película animada de aventuras que constituye la tercera y última entrega de la saga Cómo entrenar a tu dragón, la cual tuvo su comienzo en 2010. Basada en una serie de libros infantiles escritos por la inglesa Cressida Cowell, la dirección, guion y producción ejecutiva vuelven a estar a cargo de Dean DeBlois (Lilo & Stitch). Para las voces originales regresan Jay Baruchel, Cate Blanchett, America Ferrera, Gerard Butler, Jonah Hill, Craig Ferguson, Kristen Wiig, Kit Harington, entre otros.

Un año después de los eventos ocurridos en la segunda parte, Hipo (Baruchel) y su gran compañero Chimuelo continúan rescatando dragones y llevándolos a la isla de Berk, donde los vikingos ya aprendieron a convivir tranquilamente con estos animales. Dándose cuenta que la isla está sufriendo de superpoblación, Hipo recuerda las historias que le contó de pequeño su padre Estoico sobre el Mundo Oculto, un hábitat tranquilo y seguro para los dragones. Con la amenaza latente de Grimmel (F. Murray Abraham), un cazador experto de Furias Nocturnas, Hipo y sus amigos emprenderán viaje en busca del Mundo Oculto. A su vez, Chimuelo se enamorará por primera vez de la delicada Furia Luminosa.

La saga fue una grata sorpresa allá por el 2010, convirtiéndose en una de las mejores producciones de DreamWorks debido tanto al cuidado diseño de los seres mitológicos como al foco que tenía la historia: la relación entre un dragón y un chico plasmada de la manera más empática posible. La segunda entrega, estrenada cuatro años después, supo mantener la esencia de su predecesora con un gran agregado de acción al tener que luchar contra un gigante y malvado dragón Alfa que lograba que los animales no actúen como ellos mismos. El acierto de estos filmes se basó en que, por más de que estuvieran dedicados a un público infantil, los directores y guionistas no dudaron en tocar temáticas universales como la amistad, el luchar por lo que uno cree, lo que conlleva crecer, el no encajar en una comunidad, la pérdida y el sobreponerse a los obstáculos de la vida.

Con la llegada del fin, nuestro protagonista deberá darse cuenta que su heroísmo, valentía y fortaleza no se deben a que tiene a Chimuelo a su lado: el coraje está instalado en su interior. Por otro lado, Hipo aprenderá que el dejar ir no tiene por qué ser un aspecto negativo, más bien se trata de un acto de amor por el bienestar del otro. La película tiene escenas de acción realmente épicas y dignas de un cierre de trilogía; sin embargo, lo que más se destaca es el aspecto visual. Aunque las dos cintas anteriores ya eran imponentes en este apartado, aquí se consigue llegar a otro nivel. Los colores y las luces brillan en todo su esplendor, aparte de que la cantidad de dragones pareciera ser inagotable. El diseño de la isla de Berk y el Mundo Oculto son solo algunos de los escenarios más espectaculares que están construidos con especial atención al detalle.

Aunque la trama que se da alrededor del cazador de Furias Nocturnas no posea nada innovador y el villano no tenga motivos sólidos para argumentar su accionar, el tiempo que se le dedica a desarrollar la relación de Chimuelo y Furia Luminosa es un deleite para los más fanáticos de la criatura sin dientes. Resulta imposible no sonreír con cada movimiento del dragón oscuro, a la vez que la hembra posee una belleza etérea inigualable.

Cómo entrenar a tu dragón 3 se alza como un digno cierre de una trilogía que supo llegar al corazón del espectador. Franca, concisa y real, las últimas escenas son tan perfectas que harán lagrimear a más de uno.

 

Buscá en dondeloveo.com estas otras películas con dragones tenés que ver: