Invitame un café en cafecito.app

Comienza el 20° Festival de Cine Alemán

Tras más de 30 años de trabajar para un fabricante de automóviles alemán, Fabrizio Collini decide matar a un hombre, aparentemente por capricho. Es una pesadilla para el joven abogado Caspar Leinen, a quien el tribunal le asigna el caso. El respetado industrial Jean-Baptiste Meyer, la víctima, era su viejo amigo y mentor y el abuelo de su novia de la secundaria. Para complicar más la situación, su cliente no quiere hablar con él y su oponente es un legendario fiscal contra el que tiene todas las de perder. Mientras investiga este brutal asesinato, descubre una de las mayores conspiraciones legales de la historia que se remonta a la Alemania nazi. Pero, ¿cuánto está dispuesto a sacrificar para exponer la verdad? Esta atrapante adaptación del best-seller de Ferdinand von Schirach, nos presenta un thriller político explosivo y fascinante en el que se ponen a prueba los límites entre la moral y la justicia.


Por Gastón Dufour

Los pueblos que no recuerdan su historia están condenados a repetirla. Y vaya que es una excelente frase introductoria para la reseña que sigue, respecto de la película que se estrena hoy en el Festival de Cine Alemán. Porque refiere a cuestiones de profundo dolor por la acción del nazismo y que en dicho país han sido revisadas convenientemente, con la idea de que no vuelvan a suceder; pero a la vez, de que nadie la olvide. Una condición más que necesaria para un futuro mejor en el que de ninguna manera un grupo de advenedizos reaccionarios con problemas emocionales se lleven a la rastra el destino de miles de personas.

Y es así que se desarrolla El caso Collini, cuya historia refiere a un abogado recientemente recibido que se encuentra con un caso de asesinato debajo del cual se abren cada vez más capas de profundo misterio. La película entonces va alternando en el drama con referencias (y muy buena recreación) histórica y elementos del thriller político.

La presencia de Franco Nero en el papel del acusado del crimen que es defendido por el letrado que interpreta Elyas M’Barek, otorga un interesante plus en el costado dramático de la película de Marco Kreuzpaintner, quien dirigió, entre otras películas, Entering Reality (1999); Der Atemkünstler (2000) ; Trade (2007) y Krabat y el molino del diablo (2008), entre otras producciones.

El film está basado en la novela de Ferdinand Von Schirach del año 2011, que toca, además de los descriptos y de manera directa a través de las vivencias de los personajes y entrelazando el pasado con el presente en dos líneas dramáticas, temas como la diferencia social y racial que aún perdura.

El caso Collini puede verse hoy a través del 20° Festival de Cine Alemán, y hasta el 14 pueden acceder a toda la programación del festival que, por razones de público conocimiento, se realizará este año de manera totalmente virtual.