Avanzando, retroceden

TÍTULO: En el nombre del litio
ORIGEN: Argentina
DIRECTORES: Tian Cartier y Martín Longo
PRODUCCIÓN: Calma Cine y FARN

Clemente Flores vive en la comunidad El Moreno, en Salinas Grandes, Jujuy, donde las comunidades originarias intentan evitar el inminente desembarco de mineras multinacionales para extraer litio, el nuevo oro blanco. En busca de respuestas frente a su acallado reclamo de ser incluidos en las decisiones, Clemente se embarca en un viaje, para luego regresar y organizar junto a las otras comunidades del salar, una acción de resistencia en defensa de su territorio y el equilibrio de la Pachamama. Producido por la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) junto con Calma Cine, el documental busca mostrar las tensiones, perspectivas e intereses contrapuestos de la extracción de litio.


Por Fernanda Miguel

“Los derechos humanos y los derechos de la naturaleza son dos nombres de la misma dignidad”, expresó en 2010 el escritor Eduardo Galeano en una carta dirigida a la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra que se realizó en Bolivia. Bien podrían ser las palabras que identifiquen al documental dirigido por Tian Cartier y Martín Longo (Calma Cine) y producido por la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN). Una parte de esta realización se presentó en el marco del 10° Green Film Fest.

En el nombre del litio tiene como protagonista a los habitantes de la comunidad El Moreno, ubicada en la Salinas Grandes de Jujuy, en especial a Clemente Flores, quien es una de las voces que guía al espectador en el reclamo del pueblo ante la aparición de multinacionales que quieren extraer el litio de esa zona tan inmaculada.

El litio es un metal “bueno” que viene a reemplazar a los combustibles fósiles que han incrementado sus precios, además de contaminar el medio ambiente con sus residuos. Es apreciado por grandes corporaciones mundiales y cotiza en bolsa. Los salares son uno de los lugares adecuados para explotar este elemento. Suena todo muy maravilloso, hasta que aparece una pregunta: ¿A costa de qué? Ese es el punto de partida que llevó a las comunidades originarias de la Puna jujeña, que rodean Las Salinas Grandes, a organizarse para intentar frenar el avance de una compañía minera que quiere extraer el litio de la zona. Esto implicaría que el agua se contamine – ni más, ni menos-, entre otros efectos nocivos que harán que las comunidades desaparezcan y con ellas, toda la fauna que se cría allí. Algo de eso está pasando en una comunidad lindera que ya está comenzando a sufrir las consecuencias. Al principio, las compañías llegan con promesas de trabajo y futuro, pero de vuelta viene la pregunta: ¿A costa de qué? Es como una nueva Conquista de América, donde con espejos de colores se intenta seducir a las comunidades, aunque la tarea no les será muy fácil.

El trabajo de campo llevó más de dos años y realmente se ve reflejado en el material audiovisual en donde se entremezcla material de archivo, testimonios de expertos, políticos y científicos, imágenes del paisaje blanco y un reflejo de la entereza de las comunidades que se enfrentan a esta problemática. El documental busca llamar a la reflexión sobre un tema del que se habla muy poco, por lo que es realmente valioso para la difusión.

El litio nos rodea a diario en casi todos los dispositivos que usamos como tablets, celulares y computadoras portátiles. Muy pronto también se pondrán de moda los automóviles eléctricos (que llevan batería de litio) y el negocio se hará cada vez más grande.
¿Habrá alguna chance de que este material pueda realmente ser sustentable sin que las comunidades corran el riesgo de desaparecer u otra vez hay que ser testigos de un nuevo avance de la humanidad en contra de los recursos naturales?

Reseña Panorama
Muy Buena
70 %
VíaFernanda Miguel
Compartir
Artículo anteriorReview: IT 2
Artículo siguienteReview: Señor Link