El cristal se quebró

TÍTULO ORIGINAL: Glass
DIRECCIÓN: M. Night Shyamalan.
ELENCO: Anya Taylor-Joy, James McAvoy, Bruce Willis.
ELENCO SECUNDARIO: Samuel L. Jackson, Sarah Paulson.
GUION: M. Night Shyamalan.
FOTOGRAFÍA: Michael Gioulakis.
MÚSICA: West Dylan Thordson.
GÉNERO: Drama, Ciencia Ficción.
ORIGEN: Estados Unidos.

GLASS encuentra a Dunn persiguiendo a la figura sobrehumana de La Bestia de Crumb, en una serie de encuentros cada vez más intensos, mientras que la sombría presencia de Price emerge como un orquestador que oculta secretos críticos a ambos personajes.


Por Álvaro Cañadas

Glass, dirigida por M. Night Shyamalan, es la tercera y última película de la trilogía que comenzó hace 19 años con Unbreakable (El protegido). Este film reúne a tres personajes ya conocidos: Elijah Price (Samuel L. Jackson), un discapacitado que sufre una peligrosa enfermedad que provoca que se debiliten sus huesos y por eso es más conocido como Señor Cristal (Mr. Glass); David Dunn (Bruce Willis), un hombre que fue el único sobreviviente de un feroz accidente ferroviario ya que tiene la capacidad de no poder ser herido; y Kevin Wendell Crumb (James McAvoy), un joven que posee en su interior múltiples personalidades. Con el paso de los años, Elijah Price ha estado recluido en una institución mental donde lo mantienen sedado, pero a pesar del tratamiento al que le somete la Doctora Ellie Staple (Sarah Paulson), tiene un plan para escapar. Su objetivo será unirse con La Bestia, una de las personalidades de Crumb. Será David Dunn quien trate de frenar sus planes, aunque eso no sera nada fácil.

La conclusión de esta trilogía dirigida de Shyamalan llegó a su fin. Esta película, que es una continuación de Split (Fragmentado, 2014), es una de las películas mas esperadas de este año, y tiene razones para serlo: para empezar cuenta con un elenco muy especial, cada actor conoce muy bien a los personajes, y se nota que se sienten muy cómodos con ellos. También hay muy buena dinámica entre cada uno: James Mcavoy vuelve a sorprender y se roba la película con su papel de Kevin Wendel Crumb y sus 24 personalidades. La historia tiene muy buena acción, probablemente no tenga tanta profundidad como Unbreakable. La historia no recae en ningún momento aunque sí se puede sentir un poco fuera de lugar en ciertos momentos

La dirección por parte de M. Night Shyamalan está muy bien, incluso tenemos su típico cameo. Es muy conocido por su forma de dirigir y esta no es la excepción. Si bien hay ciertos deslices en la historia, los cuales pueden sacar firmeza al relato, pero es algo muy normal, recordemos también que esta trilogía es casi improvisada, si bien la idea estaba hace tiempo, la historia surgió luego de la producción de Split en 2014

Con esta historia con buena acción, buenas actuaciones y buenos actores que saben cómo destacarse en cada momento, para muchos puede resultar un buen cierre y para otros no, pero no hay duda que esta trilogía será una de las mejores del cine.