Trabajo combinado con amistad

TÍTULO: Grandes espías
TÍTULO ORIGINAL: My Spy
DIRECCIÓN: Peter Segal.
ELENCO: Dave Bautista, Ken Jeong, Chloe Coleman.
ELENCO SECUNDARIO: Kristen Schaal, Greg Bryk.
GUION: Jon Hoeber, Erich Hoeber.
FOTOGRAFÍA: Larry Blanford.
MÚSICA: Dominic Lewis.
GÉNERO: Comedia.
ORIGEN: Estados Unidos.

JJ un rudo e insensible agente de la CIA (interpretado por Dave Bautista) ve su mundo dado vuelta luego de que una nena de 9 años llamada Sophie lo descubra mientras trabaja de encubierto para espiar a su familia. A cambio de no revelar su identidad, Sophie lo convence para que le enseñe todos los trucos que involucran la vida de un espía.


Por Alina Spicoli

Grandes espías (My spy, 2020) es una película familiar de comedia y acción que está dirigida por Peter Segal (Como si fuera la primera vez). Co-escrita por Erich y Jon Hoeber, el film está protagonizado por Dave Bautista (Drax en Guardianes de la galaxia). Completan el reparto Chloe Coleman (Skye en Big little lies), Kristen Schaal, Parisa Fitz-Henley, Ken Jeong, Greg Bryk, Devere Rogers, Noah Dalton Danby, entre otros.

Luego de que el agente de la CIA JJ (Dave Bautista) no haya seguido las reglas en una de sus misiones, su jefe David (Ken Jeong) le indica que su próxima tarea será la de vigilar junto a su compañera Bobbi (Kristen Schaal) a Kate (Parisa Fitz-Henley), una enfermera de Chicago que tiene a una hija de nueve años llamada Sophie (Chloe Coleman). El objetivo se basa en descubrir si el malvado tío de Sophie establece relación con Kate. Con JJ y Bobbi instalados en la casa contigua, no pasará mucho tiempo hasta que Sophie se de cuenta que alguien puso cámaras en su habitación. Chantajeando a JJ con contarle a su madre lo que está pasando, la niña presionará al agente para que le enseñe cómo convertirse en una espía.

Un hombre fortachón y solitario encuentra una familia a la cual pertenecer. De eso se trata Grandes espías, una película que recuerda a producciones familiares realizadas en la década de los 90s. No tomándose en serio a sí misma, la trama tiene sus puntos fuertes en el humor, que va desde ser físico hasta referenciar a otros conocidos largometrajes, y en la actuación de Chloe Coleman como Sophie, una joven muy perspicaz que sufre bullying y ve en JJ una figura paterna necesaria para su vida.

Protagonista y productor, Dave Bautista da una interpretación correcta a pesar de su falta de carisma y casi nula expresividad. Aunque desde el vamos la película es ultra predecible, atravesando varios clichés, se deja ver sin llegar a convertirse en un suplicio. Kristen Schaal en el rol de Bobbi, una mujer que admira demasiado la labor de JJ y desea ser su aprendiz, es el personaje secundario que más chistes hace, por lo que a varios espectadores les puede llegar a cansar.

Con un desenlace a pura explosión, Grandes espías no aporta nada nuevo pero, consciente de lo que tiene para ofrecer, hace pasar un buen rato si se va sin pretensiones.