All inclusive

TÍTULO: Hotel de criminales
TÍTULO ORIGINAL: Hotel Artemis
ELENCO: Jodie Foster, Sofia Boutella, Dave Bautista.
ELENCO SECUNDARIO: Jeff Goldblum, Charlie Day, Jenny Slate, Zachary Quinto, Kenneth Choi.
DIRECCIÓN: Drew Pearce.
FOTOGRAFÍA: Chung-hoon Chung.
GUION: Drew Pearce.
MÚSICA: Cliff Martinez.
GÉNERO: Acción.
ORIGEN: Estados Unidos.

Ambientado en Los Ángeles en el año 2028, el Hotel Artemis es un hospital privado para criminales. En un miércoles normal con disturbios en las calles, tanques, helicópteros y cohetes; la Enfermera del Hotel Artemis tiene las manos llenas de ladrones de bancos, un asesino y el jefe de la mafia rusa que está marcado para morir.


Por Emilio Guazzaroni

Hotel de criminales es la ópera prima de Drew Pearce, conocido por ser guionista en películas como Iron man 3 y Misión Imposible: Nación Secreta. La misma está cargada de actores de renombre a nivel mundial como lo son Jodie Foster, Sterling K. Brown, Jeff Goldblum y Zachary Quinto.

Cuenta la historia de la enfermera Jean Thomas (Foster) a cargo del Hotel Artemis, un espacio hospitalario donde se atiende únicamente a criminales que estén inscriptos en el sistema y abonen una especie de membresía por mes. Es el mejor lugar para sanar una herida, por la capacidad de Jean como médica y la maquinaria tecnológica.

Está contextualizado en Los Ángeles, año 2028. Ella está acompañada únicamente por su ayudante/guardaespaldas Everest (Dave Bautista), quien la ayuda con todo lo que tenga que ver con salir de Artemis, ya que en ese futuro apocalíptico, el agua escasea y la gente se mata en medio de la desesperación. Solo dentro del Hospital están a salvo. Y por eso más de un delincuente se hace pasar por herido para mantener su seguridad.

A partir de la llegada de diferentes criminales, el film se torna entretenido por la gran cantidad de posibilidades que pueden llegar a suceder. Se convierte en una película de encierro, donde absolutamente todos dan mala espina y son sospechosos por el simple hecho de ser delincuentes.

Una fotografía excelente, donde predominan los colores en la iluminación, hace que sea agradable a la vista, a pesar de algunos baches que pueda llegar a tener el guión. Sobre todo cuestiones que empastan la narración y la vuelven un poco aburrida.