Destino final

TÍTULO: La hora de tu muerte
TÍTULO ORIGINAL: Countdown
DIRECCIÓN: Justin Dec.
ELENCO: Anne Winters, Charlie McDermott, Elizabeth Lail.
ELENCO SECUNDARIO: Peter Facinelli.
GUION: Justin Dec.
FOTOGRAFÍA: Maxime Alexandre.
MÚSICA: Danny Bensi.
GÉNERO: Terror.
ORIGEN: Estados Unidos.

Una joven enfermera descarga accidentalmente la aplicación “countdown” la cual predice con exactitud la fecha y hora de la muerte de los usuarios. Ella tratará desesperadamente de burlar al destino antes de que su cuenta regresiva llegue a cero en los próximos dos días.


Por Gastón Dufour

En las misma línea, o al menos una bastante similar que Destino final, y también en la de las variadas películas del último tiempo que incluye la idea de aplicaciones telefónicas que predicen de algún u otro modo la hora del fallecimiento de quienes la poseen, va La hora de tu muerte. Tal cual explico, cada quien, seducido por la tentadora idea de adelantarse a los hechos y saber en qué momento exacto del tiempo dejará de existir, instala en su celular la aplicación que rápidamente se convierte en moda.

La película de Justin Dec, en su primera producción para la pantalla grande, es lograda en algunos aspectos; tiene varios de los condimentos del terror de hoy, sumados, tal vez, a sustos bien trabajados y oportunos. De verdad que esperaba menos al inicio del film, o más bien, desde que vi el trailer. No fue una sorpresa reveladora pero tiene puntos de comedia bien utilizados, excelentes ideas para los personajes secundarios, y un transcurrir de los sucesos que derivan en el descubrimiento del por qué de la aplicación en cuestión se va llevando uno a uno a los usuarios cuya fecha de deceso es más cercana.

Una buena sincronización en su desarrollo, bastante buen criterio en el elenco, entre quienes contamos a Elizabeth Lail, de muy buena performance en la temporada 1 de You. Peter Facinelli (de la saga Crepúsculo) y Jordan Calloway (Black Lightning), son las herramientas elegidas por Dec para contar la historia. Tal vez puedo criticar ligeramente algunos puntos sobre los efectos, pero nada relevante ni que haga perder el hilo de la narración o restarle puntos al susto oportuno, las que finalizan en un punto en que se conforma una buena película de miedos bien logrados y con posibilidades de (ATENCIÓN, ES ALGO CASI COMO UN SPOILER) al menos una película más. Tal vez el director y guionista aproveche la posibilidad y, tal vez de una manera ingeniosa como pudimos ver en Feliz día de tu muerte (en lo que a mí respecta dos entregas magníficas trabajadas sobre una idea pre-existente de la manera más maravillosa que es posible), genere una vuelta más de tuerca y logre darle más peso aún a una segunda parte de la historia de la aplicación mortal.