Subir el cerro

TÍTULO ORIGINAL: Magali
DIRECCIÓN: Juan Pablo Dibitonto.
ELENCO: Eva Bianco, Cristian Nieva.
GUION: Juan Pablo Dibitonto.
FOTOGRAFÍA: Lucio Bonelli.
MÚSICA: Sebastián Escofet.
GÉNERO: Drama.
ORIGEN: Argentina.

Luego de recibir la noticia de que su madre ha muerto, Magalí regresa a su pueblo natal en la puna argentina para reencontrarse con su hijo, a quien dejó a cargo de su abuela. Ahora deberá enfrentarse con las emociones que implican el reencuentro familiar, con su comunidad y con los conflictos que rodean a su pueblo.


Por Lau Kievsky

Una enfermera jujeña que vive en Buenos Aires tiene que volver a su tierra natal, a causa del fallecimiento de su madre. Allí se reencuentra con su hijo, su hogar, el pueblo que la vio crecer y el pasado que la persigue.
La historia es simple y bastante predecible, aunque en algunos momentos nos marea y no se entiende muy bien qué camino está tomando. La relación con el hijo es bastante básica, pero eso no significa que no esté muy bien escrita y que los diálogos no son lo que uno espera de una relación así.

De todos los componentes de la película, la fotografía destaca. Se muestra el norte argentina de una mirada desde donde pocas veces lo hemos visto. Rutas, casas, cementerios, cielos, todo parece algo único e inigualable. El norte de nuestro país es bellísimo y esta película no pierde oportunidad de mostrar cada detalle.

Eva Bianco, la actriz que representa a Magalí, “se come” la película. Ella ES la película y no tiene problema en mostrarlo. Es imposible no empatizar con su personaje y esperar lo mejor para ella. Nos transmite todas las emociones que uno espera de alguien que perdió a la madre y debe lidiar con todo ese proceso con su hijo.

Magalí es una película que no se destaca demasiado por su argumento o la profundidad de los personajes sino una forma distinta de disfrutar los hermosos paisajes del Norte Argentino.