El terror no espera la noche

TÍTULO: Midsommar
TÍTULO ORIGINAL: Midsommar
TÍTULO ALTERNATIVO: Midsommar: el terror no espera a la noche
DIRECCIÓN: Ari Aster.
ELENCO: Will Poulter, Florence Pugh, William Jackson Harper.
ELENCO SECUNDARIO: Jack Reynor.
GUION: Ari Aster.
FOTOGRAFÍA: Pawel Pogorzelski.
GÉNERO: Terror, Drama.
ORIGEN: Estados Unidos.

Una pareja estadounidense que no está pasando por su mejor momento acude con unos amigos al Midsommar, un festival de verano que se celebra cada 90 años en una aldea remota de Suecia. Lo que comienza como unas vacaciones de ensueño en un lugar en el que el sol no se pone nunca, poco a poco se convierte en una oscura pesadilla cuando los misteriosos aldeanos les invitan a participar en sus perturbadoras actividades festivas.


Por Emanuel Juárez

Hace poco más de un año, Ari Aster dejó en evidencia su talento con El legado del diablo (Hereditary, 2018), su primer largometraje. Ahora llega el turno de Midsommar (Midsommar, 2019) y antes de analizar la misma, hay que dejar en claro que, si bien ambas películas comparten una estructura similar, esta vez, la historia toma otros caminos. Desprenderse de lo conocido para dar lugar a lo nuevo, de eso se trata esta obra, entre tantas otras cosas.

La historia comienza con Dani (Florence Pugh) y Christian (Jack Reynor), una joven pareja que no está atravesando sus mejores épocas, ya que su relación se ha debilitado a raíz de la reciente muerte de los padres de Dani. En un intento de mejorar esta situación, deciden viajar junto a su grupo de amigos a un festival que se celebra cada 90 años en Suecia y lo que parecía ser un viaje de escape de la realidad, poco a poco se convierte en una pesadilla.

Uno de los mayores atractivos de este largometraje es la manera en la que Aster nos introduce en un universo idílico que no aterra, pero sí incomoda. Con una fotografía que cuida hasta el más mínimo detalle, la película evita uno de los principales clichés del género y todas las situaciones transcurren en planos abiertos a plena luz del día, cambiando totalmente los paradigmas típicos del cine de horror. Midsommar nos relata una historia dramática a través de la tragedia de Dani, nos presenta lentamente el drama de sus personajes y de esta manera, logramos conectar con todos y cada uno de ellos. No está de más decir que Florence Pugh hace una interpretación brillante y mediante ella logramos entender que el segundo trabajo de Ari Aster es una historia de ruptura y resurrección.

Podrán amarla u odiarla, pero Midsommar no va a dejar indiferente a nadie. Mediante un viaje de terror ambicioso, pero logrado, Aster exhibe un control absoluto sobre la narrativa y la atmósfera. Una historia arriesgada y profunda que, con el suspenso como eje, ofrece un viaje de exploración a las relaciones tóxicas, las inseguridades, el egoísmo y los miedos.