¿Qué opinan si no quiero ser madre?

TITULO ORIGINAL: No soy tu mami

TITULO ALTERNATIVO: Razones para no ser madre

DIRECCIÓN: Marcos Carnevale.

ELENCO: Julieta Díaz, Pablo Echarri, Sebastian Wainraich.

ELENCO SECUNDARIO: Marina Glezer, Celina Font.

GUION: Marcos Carnevale.

FOTOGRAFÍA: Horacio Maira.

MÚSICA: Fabio Góes.

GÉNERO: Comedia.

ORIGEN: Argentina.

Una periodista sostiene en su columna semanal las razones por las cuales no quiere tener hijos, defendiendo su posición frente a la vida y la maternidad. Pero la misma comenzará a aflojarse cuando un nuevo vecino y su pequeña hija lleguen al edificio.


Por Gimena Meilinger

Seguir a @gimei18

Protagonizada por Julieta Díaz, Pablo Echarri y Sebastián Wainraich estrenó la nueva comedia de Marcos Carnevale, con un mensaje profundo sobre la no maternidad.

“Es una película que hace una gran pregunta que no nos la hacemos puntualmente: si queremos ser mamá o ser papá. A veces, por mandato cultural, todos los seres humanos creemos que estamos obligados a casarnos o tener hijos pero son preguntas muy grandes que habría que detenerse y pensar. Hay veces que uno no tiene la vocación o capacidad de ser papá o mamá. Hay gente dice: ‘Me encantaría tener un bebé”, pero lo que va a tener es una persona”, dijo el director Marcos Carnevale, a un medio español.

No soy tu mami cuenta la historia de Paula (Julieta Díaz), periodista y directora de una revista para mujeres como ella: liberales, independientes y comprometidas. Al aparecer la necesidad de aumentar las ventas de la publicación, tiene que pensar, junto a su socia, nuevos temas para tratar pero los propuestos son una burla a las revistas femeninas, como: qué trenza queda mejor por tu signo, tips para planchar mejor, manualidades, cómo levantarse a un tipo, métodos de depilación, y la “camocina”: cama más cocina. Todos son ridículos y rechazados por las directoras, hasta que a Paula se le ocurre escribir una columna sobre maternidad, desde su punto de vista, llamada “Razones para no ser madre” (firmada con un seudónimo), la cual se convierte en un éxito entre madres y no madres.

Paula tiene un amante casual (Sebastián Wainraich), el tipo cancherito, que se cree el número 1, le lleva el desayuno y le hace propuestas indecorosas en el ascensor repleto de gente. Así lleva su vida, amando su oficio y con la firme aversión a ser madre.

Sus convicciones dan un vuelco cuando conoce a su nuevo vecino Rafael (Pablo Echarri) que se muda al departamento de al lado con su pequeña hija. A partir de ese incipiente enamoramiento, comienza a desmoronarse la columna “anti maternidad” que tan bien reflejaba su pensamiento. Paula encuentra refugio en esta familia que vive al lado y, porqué no, un cambio de perspectiva.

Toda esta nueva vida junto a Rafael, Rocío y las madres del colegio de la nena le aporta contenido a su columna, hasta que el secreto sale a la luz.
No soy tu mami se sustenta en la sólida actuación de la Julieta Díaz (una “chica Carnevale”, puesto que tiene 4 películas con el director, además de teatro y TV), con el humor y la emotividad que le impregna a la historia. Hay muy buenos dúos interpretativos, como Rafael y su amigo (Christian Sancho), o Paula y Rocío que, como nuevas vecinas y amigas, entablan un vínculo muy tierno.

Daniela Pal, por su parte, se lleva todos los aplausos, en el papel de la niñera desprolija y autoritaria, pero con un corazón enorme. Su naturalidad y desfachatez logran destacar aun sobre los propios protagonistas. Sebastián Wainraich y Pablo Echarri están muy bien en sus roles, muy disímiles, pero queriendo ganar el amor de Paula.

Marcos Carnevale estuvo al mando de otras comedias argentinas como Elsa y Fred (2005), Corazón de león (2013) y El fútbol o yo (2017). También ha sido autor de las principales series de Pol-Ka. En sus palabras, “el cine no es meramente entretenimiento, tiene que darte un poquito más”. Sus películas siempre tocan temas controversiales, desde el lado de la comedia, para que el espectador incorpore los tópicos a tratar desde un costado más ameno. Esto lo hizo con el enanismo, el Síndrome de Down o, en este caso el deseo de ser madre o no, donde la protagonista transita una introspección al mismo tiempo que un hecho en su cotidianeidad atraviesa esa manera de ver la vida que tenía hasta el momento.

La canción “Se quema”, de Miss Bolivia que, como es habitual en la artista, trata temas feministas. En este caso, de las imposiciones sociales, decretando que las mujeres seamos quietas, dóciles, tranquilas, discretas, finas, flacas y completas.

La primera parte de la película, entre tanta carcajada y escenas emotivas bien logradas, se disfruta muchísimo más que la última mitad, donde queda deslucida la denuncia que tenía la protagonista, cuando aparece una “distracción”. La historia podría haber sido más consecuente de principio a fin, sobre todo en esta época de feminismo en agenda.

Paradójicamente, no trabaja por completo los prejuicios que la película intenta deconstruir. Se suponía sería una comedia feminista, de tono fuerte aunque con humor, pero el personaje protagónico queda desdibujado como la mujer fuerte, independiente, libre y con el rechazo de ser madre, aun cuando el mandato social diga lo contrario, pudiendo haber sido un hombre que no quiere tener hijos, ya que poco tiene que ver con la corriente feminista que proponía y en la que varias películas vienen eligiendo mostrar un cambio de roles en diferentes ámbitos, dando preponderancia a las mujeres.