La deformación de la realidad

TÍTULO ORIGINAL: Koma
TÍTULO: The Coma
DIRECCIÓN: Nikita Argunov
GUION: Nikita Argunov, Timofei Dekin, Aleksey Gravitskiy
FOTOGRAFÍA: Sergey Dyshuk
ELENCO: Milos Bikovic, Anton Pampushnyy, Lyubov Novikova, Rinal Mukhametov, Aleksey Serebryakov, Vilen Babichev, Albert Kobrovsky, Polina Kuzminskaya
GÉNERO: Ciencia ficción

Tras un enorme y misterioso accidente, un joven y talentoso arquitecto se despierta en un mundo muy distinto del que recordaba. Pronto descubre que su nueva realidad se basa en las memorias de aquellos que viven en él: gente que en la actualidad están en un coma profundo. La memoria humana es irregular, caótica e inestable, rasgos que comparte con “COMA”, una colección de ciudades, glaciares y ríos, todos presentes en la misma habitación. En ella, todas las leyes de la física pueden romperse. El arquitecto debe encontrar la lógica intrínseca que rige COMA mientras pelea por su vida, buscando desesperadamente una salida que le permita regresar al mundo real.


Por Gastón Dufour

¿Qué es lo que nos deja Sumergidos, la película del director ruso Nikita Argunov, por fuera del armado propio de lo que narra? Tal vez la construcción de la idea respecto de lo que depara el destino y lo que puede convertirse en nuestro camino si deseamos forzar algunas cuestiones que nos llevarían a teórica concreción de logros. Todo ello en paralelo con un manejo circular, de alguna manera, de las vicisitudes del personaje principal.

Quizás la jugada fuerte en el contexto de una historia de ciencia ficción como la que plantea este relato es el coqueteo con la idea que planteó años antes Nolan con Inception: la búsqueda de un universo con vida propia dentro de un entramado mental que cada quien podía manejar más o menos a su antojo. Ese mismo paso genera un riesgo que es la comparación, acaso la más odiosa de las acciones que puede generar una producción en un público con acceso a mucha más ficción (y mucho más variada) que lo que era posible hace, por marcar un punto en el tiempo, hace treinta o cuarenta años.

De cualquier modo, la película sale airosa en las vueltas de tuerca y en la utilización de las escenas de acción como condimento muy bien logrado para cerrar una película aceptable de ver. Lamentablemente, y como le pasa a la mayoría de los estrenos en estos momentos que nos ocupan, pierde un poco de magnitud, o esplendor, sería mejor decir, al no poder mostrarse en pantalla grande. Pero, como a muchas otras cosas, el ojo se acostumbra y aún a través de este modo de exhibición, el contenido es disfrutable.

Sumergidos es una buena producción de ciencia ficción que juega con los vericuetos de la mente en un trabajado contexto de relato de ciencia ficción, y aceptables vueltas de tuerca.

Invitame un café en cafecito.app