Quien ataca dos veces, ataca peor

TÍTULO: Terror a 47 metros: el segundo ataque
TÍTULO ORIGINAL: 47 Meters Down: Uncaged
TÍTULO ALTERNATIVO: 47 Meters Down: The Next Chapter
DIRECCIÓN: Johannes Roberts.
ELENCO: Sophie Nélisse, Nia Long, John Corbett.
ELENCO SECUNDARIO: Brec Bassinger, Sistine Rose Stallone, Corinne Foxx.
GUION: Johannes Roberts.
FOTOGRAFÍA: Mark Silk.
MÚSICA: Tom Andandy.
GÉNERO: Terror, Aventuras.
ORIGEN: Estados Unidos.

Secuela de “A 47 metros” (2017), donde dos hermanas quedaban atrapadas en una jaula para observar tiburones en el fondo del océano. En esta oportunidad la película sigue a cinco mochileros que se sumergen en las ruinas de una ciudad bajo el agua, pero pronto descubrirán que no están solos en las cuevas subterráneas.


Por Mariano González

El cine ha sabido darle al espectador muchísimas aristas respecto a animales desbocadas en atacarte bajo situaciones extremas, algunas veces ha funcionado dejando grandes obras de culto y otras solo un buen rato de sobresaltos y no mucho más para recordar. Ese es el caso de esta innecesaria secuela (para mi gusto).

La historia va de cuatro adolescentes; dos hermanastras que escapando de una salida familiar deciden ir de aventuras a un lugar subterráneo a realizar buceo y ahí es donde entran elementos típicos del subgénero como desobedecer reglas establecidas que hacen a veces de manera rebuscada que exista una historia que contar. Todo va bien pero esa tranquilidad y relax se verá interrumpida cuando un enorme tiburón blanco las aceche utilizando las profundidades y todas las artimañas bastante gastadas en sagas como Tiburón, Piraña, El descenso, etc.

Una película con buen uso de la fotografía submarina, algunos sustos bien resueltos pero no mucho más que eso, noto que a veces se quiere referenciar al género y se cae en replicar de una manera bastante burda dejando como resultado un producto que no llega ni a copia barata de un clásico. Las actuaciones están bastante bien. Destacan Corinne Foxx (hija de Jamie Foxx) como Sasha, y Sistine Rose Stallone (hija de Sylvester Stallone) en el papel de Nicole. Para apuntalar el film tenemos a John Corbett que hace de padre de las hermanastras Mia y Sasha y es arquéologo del lugar prohibido donde las adolescentes sufrirán los ataques del enorme escualo. La película es dirigida por Johannes Roberts, quien estuvo a cargo de la primera y que tampoco estaba tan bien pero que particularmente me trae a la mente que es el mimo director que tuvo a cargo la secuela de Los extraños, esa muy buena película del subgénero Home-Invation que dirigió en 2018 y que tenía tanto una fotografía como un soundtrack alucinantes, y que si recomiendo mucho ver si la encuentran algún lado ya que es una peli que tiene cosas muy interesantes además de su trama simplona.

Una película que seguramente pase sin pena ni gloria en esta pequeña ola de producciones donde animales gigantes acuáticos atacan; los más sobresaliente que se vio en este tiempo sin duda alguna es Crawl estrenada hace muy poco y dirigida magistralmente por Alexandre Aja. Sinceramente no tengo mucho más para decir: aconsejo esperar mejor y verla en video.