Invitame un café en cafecito.app

El soberbio e inesperado nacer de un posible psicópata en tiempos actuales

TÍTULO: The Outpost
DIRECCIÓN: Rod Lurie
GUION: Eric Johnson, Paul Tamasy (Libro: Jake Tapper)
MÚSICA: Larry Groupé
PAÍS: Estados Unidos
ELENCO: Scott Eastwood, Caleb Landry Jones, Orlando Bloom, Milo Gibson, Taylor John Smith, Celina Sinden, Cory Hardrict, Alexander Arnold, Bobby Lockwood, Will Attenborough, Kwame Patterson, Jacob Scipio, Aleksandar Aleksiev, Alfie Stewart, Scott Alda Coffey, Jonathan Yunger, Peter Petrov, Jack Kesy, Fahim Fazli, James Jagger, Jack Kalian
GÉNERO: Bélico. Drama.


Narra la historia real de una de las batallas más duras que tuvo lugar durante la guerra de Afganistán. Un pequeño equipo de 53 soldados estadounidenses tuvo que enfrentarse contra más de 400 combatientes talibanes durante la operación llamada “Libertad duradera”. Adaptación del best seller escrito por el corresponsal de guerra Jake Tapper.


Por Federico Furzan

De las películas de guerra más conocidas, pocas se basan en eventos recientes de los que tenemos algunos recuerdos. Pareciera que todo recae en la capacidad de recrear escenas que no fueron filmadas por ninguna cámara. Lo que hoy en día se filma, y está documentado en centenares de noticieros, es en raras ocasiones seleccionado para hacer una gran película bélica. Sí, las excepciones están ahí a nuestro alcance, pero la historia es alimentada por guerras que nadie recuerda. Añadir lo que ocurrió hace poco a esos libros parece más una decisión que está por venir. Inyectar talento, presupuesto, y contenido viable, es algo por lo que no se apuesta tanto.

Sin ganas de exponer mi opinión sobre las guerras actuales, al menos aquellas de incursión violenta en territorios semi inocentes, trato de ser objetivo y evaluar lo que veo como una adaptación fiel hasta cierto punto. No califico por la veracidad de la historia. Lo que considero es cómo se comunica un hecho que quizás es conocido pero del cual conocemos muy poco, y a veces nada. No basta un pedazo de video del noticiero. Detrás de esas escenas crudas hay humanos. De lado y lado. Algunos motivados por la mentira de una religión que predica la paz pero en pocas ocasiones es notable por ello. Y en el otro lado tenemos a carne de cañón, jóvenes adoctrinados desde su creación y supuestamente defendiendo lo que debe ser defendido.

The Outpost no es la película anti guerra que quizás estoy mencionando. No es ni siquiera una película que cuestione los motivos. Es una escalera directa a un valle de balas y terror, una ventana demasiado explícita sobre el miedo a lo desconocido, lo imprevisto, y la mezcla letal de ambos. En lo que respecta a películas de guerra que muestren con detalle algunos eventos de la actualidad, The Outpost se codea con las mejores. Las razones están en su ímpetu por ser realista en medio de un espectáculo audiovisual del horror de un conflicto armado. Los héroes son héroes, las víctimas son víctimas, y los efectos son los esperados.

La película nos ubica en un punto geográfico sorprendentemente vulnerable para fuerzas armadas norteamericanas en Afganistán. Es un punto bajísimo, en el medio de montañas, cuya existencia es cuestionable desde el principio. Pero esto existe y existió. The Outpost nos relata un transcurso de semanas en el que dicho puesto de seguridad es abatido por fuerzas insurgentes locales, y no tienen otra opción que sobrevivir. Vienen y van líderes, mueren y sobreviven algunos soldados, y nadie parece entender que son objetivos fáciles.

Pocas películas de esta naturaleza son bien filmadas. Y con “bien filmadas” me refiero a la ubicación en primera persona de la cámara, como elemento adicional a la lucha, y no como un lente que todo lo enfoca. Este estilo de guerrilla, casi documental, es esencial para que el tercer acto funcione y sea el motivo principal de The Outpost. Es una tensa lucha por sobrevivir. Una que no deja descansar, y finalmente cuando acaba nos deja un sabor amargo de desilusión y trauma que es imposible de cuestionar. Las guerras producen esto. Y The Outpost nunca reniega el evento que nos está mostrando. Lo debemos agradecer.

Federico Furzan es miembro de la Online Film Critics Society y crítico aprobado por Rotten Tomatoes. Pueden encontrar esta y otras notas en cinelipsis.com