Aprendiendo historia

Hay películas que logran educarnos y entretenernos, películas que sirven como clases de historia, de hechos que marcaron un antes y después en naciones y regiones. Vals con Bashir (Waltz with Bashir,2008) dirigida y protagonizada por el cineasta israelí Ari Folman, nos brinda una enseñanza y clase de historia magistral, acompañada de un fuerte impacto emocional, sobre una masacre espantosa ocurrida en el Líbano, surgida de un conflicto político y bélico, dejando aún hoy en día las profundas heridas sociales que siguen afectando a todo el territorio de medio oriente.


Por Gonzalo Schiffer

Sumergiéndonos en los sueños
Un documental animado con una técnica similar a la del rotoscopio, con tintes de ficción; Ari Folman, a partir de un sueño inquietante, nos introduce en una búsqueda traumática, para saber qué ocurrió y cuál fue su implicancia durante un conflicto en la guerra del Líbano, en la masacre de Sabra y Chatilia.

La película, con una animación realista y hasta de cómic mezclada con surrealismo, tiene como punto de partida un flashback-sueño que Ari Folman tiene durante una noche. El director vuelve una y otra vez a este sueño surrealista en imágenes, jugando con la intriga de su significado, atando cabo sueltos a medida que avanza la trama y dándole mas coherencia al sueño al ir llegando al final del viaje, alternando la investigación con entrevistas a ex compañeros del ejercito, especialistas en sueños y psicólogos.

Es un drama poderoso para la memoria, sirve como un constante sembrado de información sobre el contexto bélico ocurrido en la guerra del Líbano de 1982, con la característica de una narrativa atractiva en lo visual, con flashbacks del paso de Folman en el ejercito, y de los testimonios de los entrevistados. Hay un juego constante con la imaginación y los sueños para agregarle cierta fantasía a los recuerdos dolorosos y traumáticos de los personajes. El soundtrack de Max Richter suma elegancia y estilo, otorgándole una capa de drama a la cinta.

Waltz With Bashir es una película de un nivel narrativo diferente y de calidad, con una fuerte critica a las consecuencias del fanatismo, la religión y la guerra. Resulta un bello viaje estético y visual, pero también traumático y cruel, con un desenlace trágico e impactante.