De ayer y de hoy

Disney siempre estuvo en nuestras vidas, es imposible que alguien no reconozca un personaje, sepa alguna canción (al menos la tararee) y menos aún que no haya viste alguna película. Por eso hoy me voy a embarcar en la aventura, en la difícil decisión, de elegir el top 5 del universo Disney, desde los clásicos al presente de Pixar.


Por Vanesa Ramírez

Mi infancia transcurrió en los 90, en la época donde esperaba las vacaciones de invierno con muchas ansias porque llegaba el momento del estreno de una historia Disney. Por suerte ya hoy no hay que esperar tanto, sino que todo lo contrario. Debajo les dejo mis 5 películas preferidas de la compañía del ratón Mickey.

Aladdin (Aladdin, 1992) llegó a nuestros corazones con un protagonista hombre muy carismático, siendo alguien que vivía en las calles y se enamora nada más que de la princesa del palacio.
Todo se vuelve muy interesante cuando en su camino se cruza la lámpara mágica, la famosa que te puede cumplir tres deseos. Pero creo que en esta historia el personaje que se llevó nuestras miradas y aplausos fue el Genio. ¿Sabías que quien puso la voz original fue el adorado Robin Williams? En 2019 tuvimos la versión live action, pero ese es otro tema.

El Rey León (The Lion King, 1994) fue LA película de mi infancia y de varios. Simba, el heredero al trono, nace en medio de una reverencia protagonizada por todos los animales de la sabana africana, musicalizada con una canción tan conocida como “El ciclo de la vida”. Era imposible que en esos minutos de introducción no nos enamoremos de esta historia.
Mufasa, su padre, le dará toda la enseñanza que esté al alcance de su garra, pero esto se verá truncado ante la codicia de Scar. Vendrá una de las escenas más tristes recordadas en la historia del cine, donde a muchos infantes se nos rompió el corazón. Sí, tiene final feliz, porque señoras y señores esto es Disney y sabemos que las canciones y los personajes carismáticos lograran mimarnos. También tuvo su versión live action (o de CGI), y también es otro tema aparte.

Mi admiración hacia Pixar es única: siempre logran llevar la imaginación y los sentimientos al extremo. Por eso te cuento que Monster Inc (Monster Inc, 2001) logró eso para mí. Y habla de ese universo de monstruos a los que temíamos de pequeños. Mike y Sully serán quienes descubran que los niños y niñas no son tóxicos como le habían enseñado, todo lo contrario. Serán testigos de que las creencias muchas veces hay que ponerlas a pruebas, y en realidad la que llevará adelante esta hazaña (sin saberlo) será la pequeña Boo. Este trío lograr entretenernos y sacarnos más de una sonrisa.

Nombrar a Pixar y no mencionar a Toy Story (Toy Story, 1995) sería realmente imperdonable, por eso lograr que la animación sea por computadora, puso a esta empresa en el mapa. Pero que amemos fuertemente a Woody y Buzz a través de tantas generaciones no se si existe tantas franquicias que lo hayan logrado.
Woody es el juguete preferido de Andy, todo gira en torno a él. ¿Pero qué va a suceder cuando llega un nuevo contrincante, más moderno, un “poco” engreído y que asegura ser un astronauta espacial? De esta historia tuvimos hasta 4 partes.

Nunca fui fan de las princesas, hasta que llegó ella: Mérida (Brave, 2002), imperfecta como ninguna y la más valiente.
Princesa por pertenecer a una familia de reyes, ella en esta aventura luchará por su libertad y por ser dueña de sus elecciones.

Voy a hacer trampa y sumar uno más, el último estreno de Pixar de este año y que se entrenó semanas antes de la bendita pandemia: Unidos (Onward, 2020) te muestra un nuevo mundo en donde la magia fue desplazada y olvidada por el avance de la tecnología. Esta película te propone acompañar a los hermanos Lightfood en la travesía por traer a la vida por solo 24 horas a su padre. No quiero adelantar más por si alguien aun no la vio… Pero es la historia que no te podés perder.

Ahora hablemos del top 5 de ustedes: ¿Cuáles elegirían?