28 de febrero de 2024

Apretado drama sobre la emperatriz rebelde

La emperatriz Isabel de Austria es idolatrada por su belleza y reconocida por inspirar las tendencias de la moda. En 1877, la Emperatriz cumple 40 años y se considera oficialmente una anciana que comienza a tratar de mantener su imagen.


Si te gusta lo que hacemos, podés colaborar con tu aporte.

Invitame un café en cafecito.app

Por Ignacio Pedraza

Setenta segundos bajo el agua de la bañera. Cuarenta años recién cumplidos. El tiempo parece ser una sombra que no la deja de lado a Isabel de Baviera (Vicky Krieps), la emperatriz de Austria y esposa de Francisco José I (Florian Teichtmeister), que debe ser una majestuosa imagen ante el pueblo mientras lidia con los demonios internos y sus reflexiones a las responsabilidades reales. Corsage (2022) retrata una figura de la historia como puntapié para una crítica social que está presente hoy en día.

Imágenes esbeltas, modales por doquier en cualquier contexto y conversaciones superficiales son apenas algunos rasgos que debe afrontar la protagonista, que no sólo se encuentra incómoda con dichos pasos sino que debe contender ante aquellos que ya le marcaron el pulgar bajo y sólo buscan enmendarla a sus intereses.

Lo interesante del proyecto dirigido por Marie Kreutzer prima principalmente en la perspectiva narrativa, ya que la óptica se sumerge directamente en la emperatriz y todo su punto de visión nos sumerge al contexto del cine histórico. Más allá de indicios, poco sabemos sobre la coyuntura bélica o qué tan profunda es la crisis de la monarquía, ya que el foco se sitúa en las reglas, posturas y acciones que debe afrontar y desafiar la protagonista.

Por ello mismo, personajes importantes o secundarios entran y salen de escena constantemente, viajamos por el antiguo Imperio y las diferentes sedes de la realeza a merced del ritmo de Isabel, y lo social-político que puede intuir uno de un trabajo de este género queda a un lado. Puede resultar oportuna su comparación con Spencer (2021), el trabajo de Pablo Larraín donde la narración apuntaba a Diana (Kristen Stewart). Lo que en las aventuras británicas abordaban un fin de semana navideño, lo de Kreutzer –también guionista- plantea un año de la vida de la bávara en un encuadre meticuloso; donde lo importante está en el seguimiento de aquellas figuras dentro del universo que la rodean.


¿Se puede tomar a “Sissi” como figura del feminismo y que permite la discusión sobre el rol de la mujer, aún en la actualidad? Es inevitable pensar que la referencia de aquel 1878 al hoy está presente, porque si bien la mayoría de las coronas cayeron y los sistemas cambiaron, las discusiones y los papeles impuestos no están muy alejados. También se destaca la entereza de Krieps para abordar el trabajo, donde su personaje no abunda de histrionismo y el costado intimista logra ser carismático y representativo de igual manera. No hay acciones de rebeldía retratados de manera exagerada, y con mucha altura vemos el costado desacatado.

A través de un relato cansino, Corsage logra su identidad y representa muy bien lo que se propone, donde no necesita de mucho diálogo ya que se complementa de gran manera con la musicalización de Camille, sumado a un enorme papel protagónico que se refuerza con la intermitente presencia del resto de los personajes.



TÍTULO: Corsage: La emperatriz rebelde
TÍTULO ORIGINAL: Corsage
DIRECCIÓN: Marie Kreutzer.
ELENCO: Vicky Krieps.
GÉNERO: Histórica. Drama. Biográfica.
ORIGEN: Austria, Francia, Alemania.

Si te gusta lo que hacemos, podés colaborar con tu aporte.

Invitame un café en cafecito.app

About Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial