23 de mayo de 2024

Llega la segunda parte de la adaptación de Denis Villeneuve

Año 10191. Por pedido del Emperador, la casa Harkonnen debe abandonar el planeta de Arrakis y la familia Atreides se hará cargo de explotar los recursos naturales del desértico lugar. Sin embargo, los intereses políticos no dejarán las cosas fáciles para los nuevos llegados, donde se verá el ascenso de un tal Paul Atreides.


Si te gusta lo que hacemos, podés colaborar con tu aporte.

Invitame un café en cafecito.app

Por Ignacio Pedraza

Posterior a la mítica travesía de la comunidad para destruir el anillo, y previo a las aventuras en una Galaxia muy, muy lejana, Frank Herbert ha construido una saga que, con el correr de los años, se posicionó entre las historias más atrapantes de la ciencia ficción aunque quizá no tan populares. Ese nicho intentó expandirse a través de adaptaciones en las diferentes pantallas, pero uno de sus mayores reconocimientos llegó a través de la mente de Denis Villeneuve.

Duna (Dune, 2021) no esquiva a la cuestión de “El elegido”, pero retrata varias aristas más donde construye un complejo universo. Además, le sumamos que la figura sobre el mesías es problematizada y cuestionada a lo largo de toda la saga, y su rol de salvador siempre está en disputa -hasta para su propio protagonista-. Con seis novelas entre sus escritos -con dos continuaciones basadas en sus ideas a través de su hijo Brian y Kevin J. Anderson– la trama es tan abarcativa que se puede releer desde diferentes posiciones.

El reconocido director canadiense tomó parte de la primera novela para profundizar principalmente en los orígenes del joven Paul (Timothée Chalamet) y el arribo de los Atreides a Arrakis, hasta su primer acercamiento a los nativos Fremen. Las descripciones territoriales y los intereses políticos contrapuestos se hacen evidentes en la gran fotografía de Greg Fraser y la icónica musicalización de Hans Zimmer para retratar marcadamente los planetas implicados. Porque más allá de las características desérticas de Arrakis -esos reconocidos aspectos técnicos nos adentra en la arena-, también conocemos sobre Giedi Prime -con características específicas- en las maléficas efigies de los Harkonnen, con acromáticas personalidades.


Al igual que la novela, Villeneuve decidió tomarse su tiempo en el desarrollo de los conflictos -algo por lo que lo corrieron fue respecto al fuerte componente introductorio que tiene esta primera parte-, pero que inevitablemente se ve justificada al pensarse como inaugural, más allá de que logra su propia identificación. A diferencia de La brújula dorada (The Golden Compass, 2007), por ejemplo, la apuesta de Warner Bros. salió bien y ya estamos en la antesala de su segunda parte.

La cuestión medioambiental, la religiosa, el rol de la mujer, política y hasta de clases se hacen presentes en la creación de Herbert, por lo que la adaptación contaba con mucho material que podía hacerlo demasiado expansivo. Sobre esta cuestión, se justifica la narrativa pausada de su director y los personajes están en pleno progreso. Claramente la figura de Paul es el foco principal donde en el largometraje observamos algunos destellos de lo que en se puede convertir, pero su relación con Jessica (Rebecca Ferguson), Duncan Ihaho (Jason Mamoa) y su irrupción en la comunidad Sietch con la –aún- incógnita Chani (Zendaya) está en plena exposición y deja con ganas de más.

Entre varios hechos que volvieron significativo al estreno de hace más de dos años, un punto interesante es el pensar al proyecto como una síntesis del cine que ya vimos sobre su realizador. Algunos elogios que ha recibido por La llegada (Arrival, 2016) o Blade Runner 2049 (2017) –tomando en cuenta dos de sus trabajos más relacionados al género- que parecen ir de la mano congeniando en aspectos de imagen y narrativa, en un nivel aún más elevado, se resume para este film y marcan un estilo de Denis.

El universo, ya grande, se expandirá en Duna: Parte dos (Dune: Part Two, 2024) y que quedará disfrutarlo, gracias a estos atributos, en una pantalla grande. Sin embargo, ante semejante historia, HBO ya piensa en spin-off relacionado a las crípitcas Bene-Gesserit y hasta el director destacó que quiere desarrollar su relato en tres largometrajes, incluyendo el segundo libro de la saga. ¡Larga vida a los guerreros!


Si te gusta lo que hacemos, podés colaborar con tu aporte.

Invitame un café en cafecito.app

About Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial