El protagonismo de las mujeres en Marvel

El éxito de Black Panther ya es a esta altura objeto de numerosos debates gracias a la fenomenal labor de su director y maravilloso elenco. El desafío no era menor: llevar a la comunidad de Wakanda de las viñetas a la pantalla y estar a la altura del momento histórico en el cual esto estaba pasando. Pero hay otro elemento que convierte a Pantera Negra en una pequeña gema dentro del universo Marvel y eso es las protagonistas femeninas del mismo: las mujeres ya no son objeto de interés romántico o backup informático de los hombres. Las mujeres son miembros activos de la defensa de su comunidad.


Por Marisa Cariolo

Así como lo hizo Patty Jenkins en Wonder Woman, se plantea un universo femenino tan complejo e interesante como pocas veces el cine ha mostrado en el mundo de las viñetas. Para esta tarea Ryan Coogler ha trabajado a la par con un talentoso grupo de mujeres que aportaron sus conocimientos para lograr el gran resultado final. En pantalla, Danai Gurira, Lupita Nyong’o, Angela Bassett y Letizia Wright acompañan al rey T’Challa (Chadwick Boseman) mientras lucha para proteger a Wakanda. Detrás de la cámara, Rachel Morrison, Ruth Carter y Hannah Bealcher aportaron prestigio e innovación a la cinematografía, el vestuario y el diseño de producción del exitoso film. Estas son reinas del cine ferozmente talentosas, y las mujeres nunca han sido más prominentes en una película de Marvel Superhero.

Hasta ahora el papel más fuerte de la factoría Marvel/Disney ha sido Black Widow, una mujer entrenada para matar. Pero que en Age of Ultron en la escena entre Bruce Banner y Natasha ella le cuenta que en su entrenamiento ha sido esterilizada: “¿Ahora crees que eres el único MONSTRUO en este cuarto?”. Si, así como lo leen: para este film la mujer esterilizada es un monstruo o peor aún no es posible la heroicidad femenina ligada a la maternidad.

Justamente este errado camino es el que logra desandar Black Panther al mostrarnos personajes femeninos plenos, que no deben renunciar a sus vínculos afectivos para ser proactivas, feroces y efectivas. Y en esto reside la verdadera inclusión de la perspectiva de género en el cine de acción. Las mujeres no deben elegir entre ser madres o heroínas, poseen las armas (literal y metafóricamente) para moverse con soltura en los diversos campos de batalla que la vida les plantea.

Y dentro de la maravillosa simetría que el film maneja con el detrás de cámara, aparece Rachel Morrison, la directora de fotografía que este año obtuvo el honor de ser la primera mujer en ser nominada al Oscar por su participación en el film Mudbound. En una reciente entrevista Morrison enunció “..Es un gran honor y espero que solo sea el comienzo. Espero que le diga a más mujeres que pueden ponerse detrás de la cámara. Es un sueño que he perseguido durante toda mi carrera y nunca pensé que sucedería. También es un enorme honor ser la primera..”

De la misma forma Black Panther invita a las mujeres a ser protagonista de las historias sin resignar ningún aspecto. Sabiendo que nadie es monstruo por no ser madre y que el heroísmo radica en seguir el camino que cada uno elige como propio, más allá de las matrices que la sociedad intenta imponernos.