Invitame un café en cafecito.app

La actriz francesa produce, dirige y protagoniza Le Bal des Folles, lo nuevo de Amazon

Si bien nos impactó en la película de Quentin Tarantino, Bastardos sin gloria (Inglorius Basterds, 2009), Mélanie Laurent presenta una amplia carrera marcada por la diversidad tanto de personajes como de géneros que nos señala que aquel gran personaje no fue solo casualidad.


Por Ignacio Pedraza

Nacida en la capital francesa en 1983, Mélanie Laurent se destacó por sus papeles en Je Vais bien, ne t´en fais pas y Dikkenek, ambas de 2006, que le valieron dos protagónicos importantes que también compartieron calendario: tanto como la dueña del cine en la sexta película de Tarantino como la joven promesa del violín en El concierto (Le Concert, 2009), ganadora de dos Premios César.

Ambos protagonismos la resaltaron tanto en el mercado estadounidense como en el europeo, formando parte de ambiciosos proyectos como Begginers, así se siente el amor (Begginers, 2010) junto a Ewan McGregor y al inolvidable Christopher Plummer; Nada es lo que parece (Now You See Me, 2013) de Louis Leterrier; El hombre duplicado (Enemy, 2014) y Junto al mar (By the Sea, 2015), dirigidas por Denis Villeneuve y Angelina Jolie, respectivamente. Además se volvió una artista primordial en su país, protagonizando Réquiem por una asesina (Requiem pour une tueuse, 2011) y Mía y el león blanco (Mia et le Lion Blanc, 2018).


Pero su trabajo no solo se basa delante de la cámara, sino que también presentó varios proyectos siendo ella la encargada de la dirección, como podemos ver en la adaptación de la novela homónima de Victoria Mas. Tras su cortometraje De mes en mes (De Moins en Moins, 2008) que se exhibió en el Festival de Cannes, Laurent dirigió Los adoptados (Les Adoptés, 2011); la película-documental Mañana (Demain, 2015); Galveston (Galveston, 2018) con guion del creador de True Detective Nic Pizzolatto y la tan postergada The Nightingale, en la que dirigió a las hermanas Falling pero que la pandemia no permitió avanzar, aguardando aún para continuar con el rodaje.

El compromiso social y político parece una constante en la rica filmografía de la actriz y también cantante. En declaraciones públicas destacó la búsqueda en éste último proyecto sobre el rol de la mujer en siglos pasados y el tratamiento hacia la misma con tintes feministas, además de anticipar que prepara una miniserie sobre Suzanne Noel, la pionera en cirugía plástica, para seguir destacando figuras femeninas fuertes. Asimismo, formó parte de proyectos sobre conflictos cívicos-sociales como el golpe militar portugués en Tren Nocturno a Lisboa (Night Train to Lisbon, 2013) y la presencia del nazi Adolf Eichmann en Argentina como Operación Final (Operation Finale, 2018), una trama que se le infla el pecho al formar parte por sus raíces judías y como activista social en los derechos de las minorías.

Alternando entre historias más intimistas y otras más comerciales, la carrera de Mélanie Laurent nos presenta diferentes vertientes para tener en cuenta, desde ser la cara de dos proyectos importantes de Netflix en los últimos años como son Escuadrón 6 (6 Underground, 2019) y Oxígeno (02, 2021) a formar parte de la primera película francesa original de Amazon Le Bal des Folles con una fuerte denuncia sobre los –nulos- derechos de la mujer de la época.


Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información de alta calidad que brindamos y valorás tener otra mirada sobre lo que se discute a diario. Buscamos hacer de CINERGIA el sitio de referencia sobre entretenimiento en Argentina. Lo que importa está acá. Por eso contamos con vos para seguir renovándonos. Invitanos un CAFECITO.

Invitame un café en cafecito.app