Invitame un café en cafecito.app

La revolución en las formas de ver series y películas

El 2020 fue el año donde en Latinoamérica se registró un aumento importante del consumo de contenidos vía streaming, fundamentalmente a partir de finales de marzo, cuando iniciaba el confinamiento obligatorio por el Covid-19 en prácticamente toda la región. El 2021 no parece quedarse atrás e inicia la guerra de las plataformas por liderar.


Por Walter Pulero

En muchas notas durante todo el 2020 hablamos acerca del Covid-19, cómo aceleró forzosamente los cambios en el consumo del entretenimiento, quiénes perdieron durante la pandemia y quiénes ganaron.

Y más allá de que la revolución en las formas de ver series y películas se venía dando desde la irrupción de Netflix en el mundo hace algunos años en 2007 cambió para siempre la forma en la que el público consume producciones audiovisuales), lo hacía paso a paso. Pero las cuarentenas y confinamientos estrictos apuraron este proceso. Por ejemplo en Argentina el consumo de televisión experimentó un aumento del 34%, manteniendo la tendencia del resto de los países de Sudamérica. Al estar las personas más tiempo en sus casas, los encendidos del televisor suben.

Pero durante la pandemia el crecimiento de los encendidos no fue parejo en todo tipo de contenidos. Al inicio del Coronavirus fue muy fuerte el consumo de noticias. Argentina es uno de los países de Latinoamérica con mayor cantidad de canales informativos transmitiendo durante 24 horas y crecieron de forma vertiginosa: cuando se busca información veraz, se sigue apostando a los medios tradicionales. Y los principales números de crecimiento de encendido en el año pasado fueron los jóvenes, lejos de la estigmatización de que solo encuentran afinidad en los medios digitales.

Y el segundo en crecer fue el streaming, con Netflix como la plataforma líder a nivel global por la cantidad de usuarios. Costos, innovación y contenido son las variables que se juegan entre las empresas SVOD (video bajo demanda por suscripción) para atraer a los espectadores. Y si bien es muy probable que la empresa de “la N roja” no cumpla a raja tabla con estas premisas, fue la pionera y cuenta con un aparato de marketing encima que da sus frutos, siguiéndola de cerca por Amazon Prime Video.

¿Y cómo es el mapa del streaming para los próximos años? Todo indica que el número de suscriptores se duplicará en los próximos cinco años en Latinoamérica: de 42,1 millones de abonados SVOD registrados el 2019 se incrementarán a 100,3 millones en el 2025, apoyados por el estreno de nuevos servicios en la región. Y la guerra de plataformas inició una nueva etapa en el 2020 con la llegada de Disney Plus a América Latina, donde la empresa buscó sumar espectadores rápidamente no solo por la diversidad de su catálogo donde es posible encontrar películas, series y documentales de Disney, Pixar, Star Wars, Marvel y National Geographic, sino a partir de una oferta de lanzamiento.

Y a Netflix, Disney Plus y Amazon Prime Video (las tres empresas con mayor cantidad de usuarios), en el 2021 se le sumarán otras a la competencia del streaming: ViacomCBS anunció el estreno de su propia plataforma en América Latina durante el 2021: Paramount+ se lanzará en los EE. UU., Canadá y Latinoamérica el jueves 4 de marzo de 2021.

Pero la batalla no será fácil, porque también se espera para este año el arribo de HBO Max, de Warner Media, quien ya presentó en sociedad a los líderes de su equipo en América Latina anticipando el lanzamiento de la plataforma. Aún no hay fecha de estreno pero todo indica que será hacia mitad de año. Y se suma a las que vienen dando batalla como Flow, Starzplay, Atresplayer, AcornTV, Mubi, Qubit, Filmin, Google Play; y las gratuitas PlutoTV y CineAR, por mencionar solo un puñado.

Durante el 2019 existían 252 servicios de SVOD activos en 18 países de América Latina (casi 100 más que en el 2015), por lo cual es esperable que el número siga creciendo, hasta que algunas desaparezcan por la falta de usuarios (es una duda qué sucederá con HBO Go ante la llegada de HBO Max o cómo tomarán en Latinoamérica a Star, la plataforma hermana de Disney Plus con contenido adulto que tendrá un costo aparte). Pero si algo sí es seguro, es que la innovación de estas plataformas debe estar enfocada en mejorar sus prestaciones tecnológicas, cómo captan la experiencia del usuario, la capacidad de acceder al contenido desde distintos dispositivos y mejorar los sistemas de programación personalizada.

¿Hacia dónde creen que va el mundo de las suscripciones digitales?