Invitame un café en cafecito.app

Una historia efímera y una banda que cambió la historia

Fueron cinco años de furor, con un total de cuatro discos de estudio, que cambiaron el paradigma de la música en los años ochenta. The Smiths, uno de los grupos musicales que supo, con una propuesta alternativa, triunfar y hacer historia.


Por Martín Rodríguez

El año es 1982. La ciudad es Manchester, Inglaterra. Un joven Johnny Marr, impulsado por una simple pasión por la música, busca hacer carrera. El objetivo era claro: formar una banda. Guitarras, micrófonos, batería, un bajo y, claramente, personas. La búsqueda de Marr finalizaría el día que unos amigos suyos le comentaron sobre un joven que tenía una voz particular, el estilo necesario y una capacidad de escritura inigualable. Eso sí, también fue advertido sobre ciertas particularidades de este personaje.

Ese muchacho era Steven Patrick Morrissey, el cual, sin dudarlo, aceptó la propuesta de Johnny Marr. Ambos jóvenes perdidos en el Manchester de los años 80, donde reinaban los pubs nocturnos, las noches de cerveza a reventar y las bandas de rock de turno, que tocaban en esos lugares por el simple hecho de tocar. Mike Joyce y Andy Rourke serían los nombres que completarían la lista del grupo. Era un cuarteto.

La propuesta de la banda se podría definir fácilmente con una sola palabra: undeground. Este grupo formaría parte de la cultura alternativa de Manchester, donde se moverían con total libertad creativa y aportarían una nueva mirada sobre la música, la poesía y el arte en general de aquellos años. La idea era, simplemente, formar una banda indie.

Ya estaban los instrumentos, los micrófonos, las personas, las ganas. Solamente faltaba el punto cúlmine para su identidad. Necesitaban un nombre.

Johnny Marr (izquierda) y Morrissey (derecha). Circa 1982.


The Smiths
El nombre fue elegido por el mismo Morrissey. Smiths es el apellido más común en el Reino Unido. El mismo líder de la banda confesó que esto no era una mera coincidencia. Según el músico (paráfrasis), The Smiths proponía música para la gente común, no buscaba ningún tipo de excentricidades. La gente común y corriente también debía alzar sus voces.

Así es como se le dio inicio a The Smiths. De a poco y con perfil bajo, encantaban a las cortas audiencias del pub en el que tocaban. Johnny Marr en la guitarra, Mike Joyce detrás de la batería, Andy Rourke con el bajo y un extravagante Morrissey que se paseaba de un lado al otro en los escenarios, sosteniendo una rosa y serenateando sus propias letras.

La escena del underground rockero de Manchester fue la cuna de este grupo integrado por jóvenes y para jóvenes. Un espíritu que derrochaba confianza, canciones que proponían otro estilo, una nueva forma de tocar y llegar a la gente y un gran hincapié en la música como arte. Eso eran The Smiths, y recién empezaban.

Portada del álbum ‘The Smiths’ (1984).


La llegada a los estudios
En el año 1984 llegaría para The Smiths su primer punto de quiebre. La discográfica independiente Rough Trade les ofreció un contrato para varios álbumes y sencillos. Era la oportunidad perfecta del grupo para darse a conocer y empezar una carrera en la industria musical de manera oficial. Su disco debut se tituló de la misma manera que la banda, y fue clave para el desarrollo de sus siguientes proyectos.

Con una selección de 11 canciones, “The Smiths” se proclama como la mejor forma del grupo musical homónimo de presentarse ante el mundo. En sus letras ya se encuentra el estilo que reinaría el resto de su discografía. Los visibles guiños a la cultura popular y a la literatura son fundamentales en cada canción, marca registrada de un Morrissey adicto a la lectura.

Un año después, en 1985, la banda lanzaría otro álbum al mercado. Con la suficiente confianza que se ganaron con su trabajo anterior, se volvería a escuchar a The Smiths con una cada vez más marcada crítica política. “Meat is Murder” (Carne es Asesinato) se titularía esta selección de nueve canciones.

En el disco se denotaba un Morrissey que se iba destapando y mostrando diferentes realidades, que hacía valer su punto de vista y que estaba dispuesto a seguir entregando más piezas de arte. The Smiths pronto quería ir a por más.

Morrissey en pleno concierto, sosteniendo un cartel icónico y provocativo a la vez.


La Reina está muerta
The Smiths
en su estado puro. “The Queen is Dead” es el punto cúlmine del grupo. La grandeza previa a la caída. El sentimiento de liberación antes de la muerte. El año 1986 era testigo de uno de los acontecimientos más grandes de la música: el underground pasaba a ser canon. El grupo liderado por Morrissey pasaba de ser una simple banda de rock a formar parte de la historia de la música inglesa.

El nuevo álbum de The Smiths crearía esa dicotomía entre lo alternativo y lo canónico. Sin lugar a dudas marcaría la historia, pero, ¿Cuál? Por un lado, el grupo ya era furor. Giras, singles, entrevistas y apariciones en programas de televisión a su favor, pero, sin embargo, el estilo siempre estaba. Lo cierto es que The Smiths nunca dejó de lado sus raíces.

Un año después llegaría el final de la banda, con el álbum “Strangeways, Here we Come”. 1987 vio el punto final de The Smiths. Una corta discografía que marcaría historia en la música por haber dejado semejante grieta. Un grupo musical que se destacó por demás y que ofreció un carnaval para que tengan y que guarden. Una alternativa.

La personalidad de la banda era justamente eso: lo distinto. Cuánto es el poder que se necesita para convertir algo oculto en historia. Un poder que solamente The Smiths fue capaz. Mantener el hilo conductor de un grupo musical que buscaba distanciarse de una industria cada vez más podrida y que buscaba vender felicidad.

The Smiths se encontró allí. Llevando la verdad en cada una de sus letras. Letras que hablan de soledad, desamor, cultura popular, melancolía y hasta tristeza. Aceptar el momento y llevar un producto distinto. El grupo anti-ochentas que marcó aquella década, y por qué no, la historia de la música a nivel mundial.


Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información de alta calidad que brindamos y valorás tener otra mirada sobre lo que se discute a diario. Buscamos hacer de CINERGIA el sitio de referencia sobre entretenimiento en Argentina. Lo que importa está acá. Por eso contamos con vos para seguir renovándonos. Invitanos un CAFECITO.

Invitame un café en cafecito.app