15 de abril de 2024

Un spin-off a otro nivel

Tras el fallecimiento de su padre, Eddie Horniman debe hacerse cargo de la mansión familiar y de los negocios al ser nombrado duque de Halstead. El legado para el protagonista no será nada fácil, ya que deberá lidiar con poderosos grupos en trabajos pocos legales y peligrosos.


Si te gusta lo que hacemos, podés colaborar con tu aporte.

Invitame un café en cafecito.app

Por Ignacio Pedraza

En 2019 Guy Ritchie nos ofreció la obra en el último tiempo que más se asemejaba a sus inicios como fue Los Caballeros (The Gentlemen, 2019). Con tantos personajes en el radar y la posibilidad de explotar aún más dicho universo –sumado al constatado cariño arrojado por su público más fiel y algunos ocurrentes fanáticos del género-, Netflix aprovechó para presentar un spin-off en formato serie, con el propio realizador inglés como showrunner del proyecto.

La trama relacionada al negocio de la marihuana y su cultivo en grandes palacios de la duquesa tenía potencial, y Ritchie se agarra de eso para traernos una nueva historia relacionada indirectamente a su largometraje de hace cinco años. Quien aquí se presenta es Eddie Horniman (Theo James), quien debe dejar el ejército y hacerse cargo de los negocios familiares tras el fallecimiento de su padre, pasando por alto a su hermano mayor Freddy (Daniel Ings). Lo que descubre nuestro protagonista son los trabajos adelantes que llevaba adelante su progenitor tras encontrarse con la enigmática Susie Glass (Kaya Scodelario), lo que da pie para la transversal relación con el film.

Luego de incursionar con la acción más genérica –Agente Fortune (Operation Fortune: Ruse de Guerre, 2022)- y el género bélico –The Covenant (2023)- con resultados dispares –su última colaboración con Jason Statham pasó bastante desapercibida, mientras que lo protagonizado por Jake Gyllenhaal ha sido elogiada-, el director volvió a la narrativa que lo volvió reconocido en la industria y que tan buenos resultados le dio, demostrando una vez más que es uno de los más destacados en dicho terreno.

Los diálogos sarcásticos, la idiosincrasia británica y los personajes caracterizados según grupo social están bien remarcados en la serie de ocho capítulos, por lo que la huella está clarísima. Quizá la violencia extrema, en comparación a sus originales trabajos, se mantiene bastante contenida, y más allá de buenas secuencias donde los puños y las armas no faltan, parece estar más enfocado en el thriller de gánster que adentrarlo directamente en la acción.

A todo esto se suma el elenco coral con el que siempre le gusta jugar a su creador –a la lista de directores se sumaron David Caffrey, Eran Creevy y Nima Nourizadeh, mientras que Matthew Read escribió el guion con el showrunner– donde los entrecruces se vuelven recurrente y la múltiple interacción es de lo más enriquecedor del proyecto. Eddie debe lidiar con diferentes grupos que anhelan el negocio, y en su tirante sociedad con la joven Glass incurrirán en diferentes situaciones.


La trama cuenta con particularidades que la hacen singular: tras dos episodios que podrían haber gozado de un propio largometraje, las aventuras de Horniman cuenta con conflictos aislados en cada uno de sus capítulos que, si bien no se desvían del tronco principal, pueden ser aislados tranquilamente y que apenas se unifican sobre el cierre. Más allá de que no son participaciones especiales propiamente dicho, la irrupción de los gitanos encomendados por JP Ward (Laurence O´Fuarain), por ejemplo, no resultan al final más que para ocasiones particulares –además de asemejarse a un auto homenaje a lo visto en Snatch: cerdos y diamantes (2000)-; sumado a subtramas un tanto perdidas como la hermana Charly (Jasmine Blackborow) y su relación con Geoff (el siempre colaborador Vinnie Jones).

Uno puede pensar que la nueva propuesta de Netflix no deja de ser una caricia para los fans de Ritchie, aún más de sus primeros trabajos. Sus aspectos técnicos, que se suman a su enérgica y mordaz –atributo en parte gracias a la musicalización de Christopher Benstead– narrativa y una trama que si bien no aumenta en tensión logra equilibrarse, ofrece una de las propuestas más interesantes hasta ahora en el año dentro de la pantalla chica.


Si te gusta lo que hacemos, podés colaborar con tu aporte.

Invitame un café en cafecito.app

About Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial