23 de mayo de 2024

El origen de un villano

El joven Coriolanus es atractivo y encantador y aunque la familia Snow pasa tiempos difíciles, ve la oportunidad de un cambio en su fortuna cuando es elegido como mentor de los 10° Juegos del Hambre. Su euforia se desvanece cuando es asignado como mentor de una niña del empobrecido Distrito 12.


Si te gusta lo que hacemos, podés colaborar con tu aporte.

Invitame un café en cafecito.app

Por Diego Di Marco

A ocho años de la última entrega de la saga llega Los juegos del hambre: balada de pájaros cantores y serpientes, dirigida por un conocido de la casa: Francis Lawrence, quien estuvo a cargo de toda la saga a excepción de la primera entrega, dirigida por Gary Ross.

En esta precuela, nos centramos en la historia de un joven y bipolar Coriolanus Snow (Tom Blyth), con ansias de poder y de reivindicar el apellido de su familia, que está a punto de ser desalojada del Capitolio. En ese contexto, estamos ante la décima entrega de los Juegos y ni los números cierran ni la audiencia sigue interesada en verlos. Esto motiva a los directivos a ajustar las reglas: ahora los participantes tendrán la mentoría de los mejores distritos. Es allí que Coriolanus tendrá asignada a Lucy Gray Baird (Rachel Zegler), proveniente del Distrito 12. ¿El problema? Lucy enseguida demostrará una actitud revolucionaria, entonando una canción para empatizar con la audiencia.

A diferencia de las anteriores entregas, en este film la tensión se vive más fuera del domo y no dentro del mismo, donde transcurren los juegos. Casi toda la acción sucede casi fuera de plano, además de que los personajes no derraman ni una gota de sangre en todos los enfrentamientos (si lo hicieran, la película debería tener otra clasificación y no podría ser SAM 13, un obstáculo para la potencial taquilla de la película).


El que comprende cómo son las cosas es Coriolanus que emplea diferentes estrategias para persuadir a la Dra. Volumnia Gaul (Viola Davis) y así poder hacer ciertas modificaciones en las reglas que ayudarían a que su tributo salga ganadora. Cabe destacar la simbiosis que crea Viola entre sus líneas, el vestuario y su aspecto, interpretando a una bióloga que se dedica a crear diferentes criaturas que acaparan toda la atención.

Otro de los personajes que se introduce es Dean Casca Highbottom (Peter Dinklage), el creador de los Juegos y amigo del padre de Coriolanus, quien, entre indicios e injustas acusaciones a Snow, está continuamente recordando las consecuencias de dicha creación.

En contraposición con el personaje de Katniss, Lucy no vive los juegos de la misma manera que la protagonista de la saga original, que entiende cómo es la metodología y hasta se sacrifica para liderar la lucha. En esta historia, Lucy es un mero conductor para que podamos ver la lucha interior de Coriolanus entre el bien y el mal.

Entretenida, aunque con poco de la violencia de la saga literaria, Los juegos del hambre: balada de pájaros cantores y serpientes, la nueva precuela de la exitosa saga funciona como una adición de este universo en el que seguimos viendo cómo la lucha de poder, sea personal o de cierto sector de la sociedad, hace y deshace al pueblo siempre en beneficio del más fuerte: del ganador.

Hasta el momento no hay más libros de la escritora Suzanne Collins que adaptar, con lo cual es una incógnita si habrá más Juegos del Hambre o este es el fin.


TÍTULO ORIGINAL: The Hunger Games: The ballad of songbirds and snakes
TÍTULO ALTERNATIVO: Los Juegos del Hambre: La balada de los Pájaros Cantores y Serpientes
DIRECCIÓN: Francis Lawrence
ELENCO: Rachel Zegler, Viola Davis, Tom Blyth.
ELENCO SECUNDARIO: Peter Dinklage, Hunter Schafer.
GÉNERO: Drama. Aventuras. Acción .
ORIGEN: Estados Unidos.

Si te gusta lo que hacemos, podés colaborar con tu aporte.

Invitame un café en cafecito.app

About Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial