27 de febrero de 2024

Una obra maestra ya disponible en streaming

En Magnolia, la coincidencia, la intervención divina y el destino unen a varias personas durante un día intenso que se convierte en una odisea moral.


Por Ignacio Pedraza

“No quiero creer en las casualidades”, dice la voz en off mientras presenta casos de asesinatos que cuentan con detalles realmente llamativos. ¿Causa o casualidad? Es lo que nos disparan los hechos en forma de premisa para lo que llegará a continuación en Magnolia.

Diversos sucesos ocurren a lo largo de un día aparentemente común y corriente. El siempre destacado Paul Thomas Anderson, quien este año volvió a la escena con Licorice Pizza (2022) pero siempre está presente en la lista de los realizadores más notables, nos trae la vida de nueve personas enfrentando diversas problemáticas de manera inconexa –aparentemente-. La diversidad del amplio abanico de personajes, desde un simpático famoso animador como Jack (Tom Cruise) hasta una mujer (Julianne Moore) que tiene a su decrépito esposo a punto de partir de este mundo, serán el puntapié de una intimista y dramática historia.

El director no asienta directamente en la discusión sobre la causalidad, ni pretende llevarlo a un debate filosófico sobre lo que representa dicho sustantivo necesario, sino que servirá de motivo para fundamentar sobre los estados –y cambios de ellos- de dichos protagonistas. Los sueños, búsquedas y posturas de ellos irán en pleno cambio durante las tres horas y casi diez minutos de duración del largometraje.

Este camino no parece tener retorno, sino que es una ida constante. Cada uno de ellos afrontan desafíos que cambiarán pareceres o simplemente visualizarán y enfrentarán sus más íntimos miedos. La relación entre cada uno de ellos puede ser de manera más directa o no, como el caso del “niño estrella” que un día fue Donnie Smith (William H. Macy) en el mismo programa que hoy está concursando Stanley (Jeremy Blackman).


La trama puede no ser algo innovadora para nuestra época, donde tenemos varios casos de narrativas que se apoyan en este recurso. Sin embargo, la forma poética donde se apoya Anderson, estilo que puede ser dividido en dos grupos dentro de su filmografía, enriquece la película y genera una intromisión en las vidas de cada uno que mantiene atento al público generando un camino de muchos cambios, intimista y –muy- poco predecible.

Con algunos nombres que se repiten en los proyectos de PTA, la labor actoral es de un nivel altísimo, donde resulta difícil destacar algún nombre por sobre otro. John C. Reilly demuestra la capacidad de interpretación muchas veces menospreciado, al igual que Moore, Macy y el siempre recordado Phillip Seymour Hoffman, con simpáticas pero esporádicas apariciones de Luis Guzmán y Alfred Molina. A la vez, un nombre que no se repitió posteriormente como el de Cruise otorga quizá el mejor trabajo de su carrera, aunque es difícil encasillarlo ante semejante filmografía, junto al de Jason Robards y Phillip Baker Hall. Otro detalle a destacarse es el de Melora Walters como la conflictuada Claudia, quien parece ser el corazón del film a pesar de tantas historias vertientes pero de igual fuerza.

Magnolia contó con tres nominaciones a los Oscars, con el hombre de Misión Imposible como mejor actor de reparto, mejor guion original para su director y mejor canción para “Save Me” de Aimee Mann. Y acá resulta necesario un parate, porque la banda sonora que endulza los oídos es un punto para recalcar, con varias interpretaciones de la cantautora que va de la mano con la historia y que responde a un estilo de la época para acompañar el clima intimista.

¿Dónde se posiciona entre la filmografía del director? Cuesta colocarlo, dependiendo del paladar del fanático propio de Anderson. Sí cuenta con el humor propio, planos y escenas del realizador que en aquel momento confirmada lo visto anteriormente en Sydney: juego, prostitución y muerte (Sydney, 1996) y Boogie Nights: juegos de placer (Boogie Nights, 1997) y que hoy festejamos por su arribo en HBO Max.

About Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial