18 de abril de 2024

Competencia Latinoamericana

T?TULO ORIGINAL: C?mprame un rev?lver
D, G: Julio Hern?ndez Cord?n
F: Nicol?s Wong
E: Lenz Mauricio Claure
DA: Ivonne Fuentes
S: Jos? Rommel, Carlos Garc?a
M: Alberto Torres
P: Rafael Ley, Mar?a Jos? C?rdova, Rodrigo S. Gonz?lez, Julio Hern?ndez Cord?n, Diana Bustamante, Jorge Forero CP: Tuya Films, Burning Blue, Foprocine
I: Matilde Hern?ndez Guinea, Rogelio Sosa, Sostenes Manuel Rojas, Wallace Pereyda, ?ngel Leonel Corral
ORIGEN: M?xico

En un Mexico atemporal una ni?a se viste de una manera extra?a para ocultar su g?nero, usa una m?scara de Hulk y ayuda a su atormentado padre a cuidar un campo de b?isbol abandonado donde juegan traficantes de drogas.


Por Ayel?n Turzi

No sabemos si la pel?cula pasa en el futuro, en el presente o en alg?n pasado cercano. C?mprame un rev?lver retrata un M?xico atemporal, que tambi?n podr?a ser un M?xico alternativo. Las mujeres est?n siendo secuestradas, y si bien los personajes saben los motivos, nunca se le brinda la informaci?n al espectador, dej?ndolo con una incertidumbre llena de temores. Huck, una ni?a que vive con su padre, un adicto que no tiene un momento de paz, oculta su g?nero con una m?scara, mientras lo ayuda a organizar partidos de b?isbol para los narcotraficantes que parecen controlar todo. El punto de quiebre se da cuando el padre, tambi?n m?sico, tiene que ir a tocar a una fiesta y la lleva con ?l.

La propuesta de Julio Hermandez Cord?n mezcla una serie de elementos pol?ticos, sociales, fant?sticos e incluso de humor absurdo que le da cierto tinte on?rico: rompe de modo constante los l?mites del realismo, abriendo la posibilidad a que se integre cualquier elemento. Y cuando digo cualquiera, me refiero a cualquiera de verdad. Da la sensaci?n, en este sentido y reforzada por la voz en off de la ni?a narrando los hechos en pasado, que la acci?n transcurri? y que ella, al evocar el recuerdo, la puebla de aditamentos imaginarios.
Los ni?os que aparecen, sucios, marginales, con un fuerte instinto de supervivencia que a la vez deja espacio para el juego y el deambular sin sentido, son los verdaderos h?roes. El padre de Huck se convierte as? en una responsabilidad de la ni?a: es ella quien por momentos parece ser su madre.

Locaciones e iluminaci?n naturalista, est?tica por momentos post apocal?ptica (sutil, muy sutil) y actuaciones entra?ables son los elementos m?s destacables de esta propuesta que retrata como, muy de a poco, los ni?os que la habitan se van haciendo grandes. Y si bien la an?cdota no tiene un ep?logo sobre el futuro que viven, no nos cabe duda que es mucho m?s promisorio que su presente.

C?mprame un rev?lver cierra entonces, con un mensaje de lucha y esperanza en manos de las pr?ximas generaciones, futuro que, intuimos, se encuentra supeditado a que no pierdan la magia de sus miradas.

About Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial