De dos a cinco

TITULO: Familia al instante
TITULO ORIGINAL: Instant Family
DIRECCIÓN: Sean Anders.
ACTORES: Mark Wahlberg, Rose Byrne.
ACTORES SECUNDARIOS: Isabela Moner, Octavia Spencer.
GUION: Sean Anders.
FOTOGRAFÍA: Brett Pawlak.
MÚSICA: Michael Andrews.
PRODUCCIÓN: Mark Wahlberg.
GENERO: Comedia.
ORIGEN: Estados Unidos.
DURACIÓN: 118 Minutos

Cuando Pete y Ellie deciden iniciar una familia, exploran el mundo de la adopción. Así conocen a tres hermanitos entre los que destaca una rebelde quinceañera. De la noche a la mañana, pasan de no tener hijos a tener tres. Ahora Pete y Ellie deberán aprender, de manera graciosa, las claves de la paternidad instantánea con la esperanza de convertirse en una familia.


Por Emilio Guazzaroni

“Familia al instante” es la nueva comedia del director Sean Anders (Quiero matar a mi jefe 2, Guerra de papás 1 y 2). Nuevamente decide darle el papel protagónico al reconocido actor Mark Wahlberg (Ted 1 y 2, Guerra de papás, Boogie Nights) y de co-protagonista se encarga la hilarante Rose Byrne (Buenos Vecinos 1 y 2, X-Men: Apocalipsis). Ambos ya tienen un camino hecho en el ámbito cómico y no les resultó tarea difícil congeniar.

Una pareja de California conformada por Ellie (Rose Byrne) y Pete (Mark Wahlberg) están llegando a los cuarenta y creen que es tarde para tener hijos. Ella decide buscar en internet acerca de las adopciones, como lo hizo con su perro, y se encontró con cientos de niños en orfanatos. Cuando Pete se entera, lo hablan y deciden ir a dar un vistazo, total no perdían nada con informarse.

El centro de adopción al que acudieron está liderado por Sharon (Tig Notaro) y Karen (Octavia Spencer), quienes dan charlas informativas y tienen un grupo para que cada padre temporal hable acerca de sus problemas, cual alcohólicos anónimos. Rápidamente deciden adoptar. Empatizan con Lizzy (Isabella Moner), una adolescente con fuerte carácter y que tiene dos hermanos menores Juan (Gustavo Quiroz) y Lita (Julianna Gamiz). En la institución recomiendan adoptar a todos juntos, para no separar los lazos sanguíneos.

Comienza la diversión prácticamente al mismo tiempo que el período de prueba, lo que los convierte a Ellie y Pete en padres temporales. A pesar de estar plagada de clichés por ser una típica película ATP, tiene una dosis de humor negro y chistes originales que hacen entretenida una película de ésta índole. Se concentra en apelar a la risa y a hacer avanzar la trama, por lo que se vuelve divertida y concisa. Como era de esperarse, cerca del final tiene el toque de drama que hará caer más de una lágrima.

El guión sumado a las actuaciones destacadas de Rose Byrne y Mark Wahlberg, que tienen una química increíble, hacen que cierre una narración prácticamente perfecta para éste tipo de cine. Se sabe lo que se espera de un proyecto apto para todo público, pero la bajada de línea cristiana es lo único que le resta a lo que podría ser una de las comedias del año.