El sueño de llegar a la Luna

TITULO: El primer hombre en la luna
TITULO ORIGINAL: First Man
DIRECCIÓN: Damien Chazelle.
ACTORES: Ryan Gosling, Claire Foy.
ACTORES SECUNDARIOS: Jon Bernthal, Pablo Schreiber, Jason Clarke, Kyle Chandler, Lukas Haas, Corey Stoll, Patrick Fugit.
GUION: Josh Singer.
FOTOGRAFIA: Linus Sandgren.
MÚSICA: Justin Hurwitz.
GENERO: Histórica , Drama , Biográfica .
ORIGEN: Estados Unidos.
DURACION: 141 Minutos

Cuenta la legendaria historia de la misión de la NASA que tuvo como objetivo que la humanidad pusiera un pie en la luna. La historia, se enfoca en Neil Armstrong, el primer hombre en tocar suelo lunar, los sacrificios y el costo de una de las misiones más peligrosas de la historia.


Por Emilio Guazzaroni

“El primer hombre en la Luna” (First Man 2018) es la nueva película dirigida por el joven y aclamado Damien Chazelle (Whiplash, La La Land). La protagoniza Ryan Gosling y lo acompañan Claire Foy, Jon Bernthal y Pablo Shreiber, entre otros.

Por sus largometrajes, no sorprende que First Man sea una de las películas más esperadas del año. A pesar de que en las anteriores encara el drama desde el género musical, ahora directamente lo hace en una biopic, bajo la vida real de Neil Armstrong.

Ya es conocida la historia del humano llegando a la luna, se sabe que fue Neil Armstrong el primero que puso un pie en el satélite natural que vemos por las noches. El director se agarra de esto para hacer hincapié en todo lo que sucedió en la vida del protagonista antes de ese histórico momento.

No solo narra la historia a la perfección, generando relaciones dramáticas verosímiles y personajes recreados de muy buena manera, sino que también la filma de esa forma. Hoy en día es fácil poner una cámara y que la magia suceda, pero Chazelle se encarga de usar lo necesario. Usó tres formatos diferentes, en partes filmó en 16mm, lo que le da una textura de época sesentista, otras en 35mm y otras en IMAX. Imponente resultado.

Un guión excelente escrito por Josh Singer hace que las actuaciones se luzcan al máximo, sobre todo en Ryan Gosling y Claire Foy. El escrito logra desarrollar los personajes de tal forma que uno puede apreciar cómo evolucionan a cada paso que dan. Y al contar sucesos anteriores del desarrollo de la tecnología espacial, genera que viajar al espacio sea realmente una hazaña, un milagro muy peligroso. Le juega -apenas- en contra la duración. En los tiempos que corren es complicado mantener el ritmo 140 minutos y más con escenas espaciales.

Como broche de oro, el realizador decide no hacer una película patriota. Es muy difícil que no se haga en casos así, donde Estados Unidos impone su bandera por sobre las personas, y es valorable desde todo punto de vista que el foco se corra del nacionalismo yankee para abrazar a los trabajadores, en este caso, del espacio.