Invitame un café en cafecito.app

Una comedia pura hecha sitcom

Luego de 8 temporadas de estar en pantalla, llegó la despedida de Brooklyn Nine-Nine y su final como una de las comedias que lograron infinitas risas en un ambiente que no se suele mostrar: un grupo de policías.


Por Cecilia González

Amy, Jake, Raymond, Terry, Charles, Rosa, Scully y Hitchcock. Esos son los nombres de nuestros protagonistas. Brooklyn Nine-Nine es una de las clásicas sitcoms en donde logramos empatizar con todos los personajes y sentirnos parte de ese grupo. En este caso, nuestros protagonistas son policías de Nueva York que están en un mismo ambiente laboral y que tienen casos por investigar en cada episodio.

Los delitos que se presentan son abordados bajo las situaciones más disparatadas y excéntricas que las hacen mucho más llevaderas, pero hay ciertos momentos en donde el tono cambia y se vuelve más realista y actual.

Esto pasa en esta nueva temporada, que se ve involucrada con la pandemia, porque se hace referencia varias veces, y también con la violencia policial que sufre Estados Unidos y el autoritarismo por parte de la fuerza policial que ejerce sobre las personas negras. La serie no se queda en el medio y se mete en el tema marcando su postura: la de no permitir ese tipo de trato para con la sociedad.

Sin perder el humor tan característico de la serie, logran pasar por esos temas y no meterse en problemas por la manera en la que lo abordaron y seguir en el objetivo principal de esta temporada: la despedida y el cierre de esta historia.

A lo largo de los capítulos, aparecen en Brooklyn Nine-Nine personajes que conocimos durante sus 8 temporadas, que nos hacen poder cerrar el círculo hasta con aquellos protagonistas que ya creíamos cerrados. También aparecen situaciones como los robos de Halloween, en donde nuestros “héroes” compiten entre ellos por robar algún elemento que se presenta y en donde existen muchas trampas en el medio. Muchos guiños a lo que ya vimos pero también un avance en las historias de los personajes que nos acompañaron por mucho tiempo.


Sin dar muchos spoilers de esta temporada, el final de Brooklyn Nine-Nine sirve como un resumen del hermoso camino que se recorrió. Pudimos ver cómo influyó la llegada de Raymond Holt a la comisaría, la evolución y la llegada de la madurez de Jake Peralta, la representación LGBT+ de la mano de Raymond y Rosa Diaz, el comienzo del amor entre Jake y Amy Santiago hasta llegar a tener un hijo en común.

Con un montón de escenas icónicas, que van desde canciones inventadas que cantaba Jake, datos nerds que aportaba Amy, el amor incondicional que tiene Charles por Jake, Rosa siendo un poco dura pero amando las comedias románticas, Terry hablando en tercera persona hasta Hitchcock y Scully no trabajando nunca pero siempre pensando en comida, siempre fue divertido verlos unidos como si fuesen familia y provocaba que los espectadores quisiéramos trabajar con ellos

El elenco de Brooklyn Nine-Nine está compuesto por Andy Samberg, Melissa Fumero, Andre Braugher, Stephanie Beatriz, Terry Crews, Joe Lo Truglio, Joel McKinnon Miller y Dirk Blocker; además del amor de los fans, logró 9 nominaciones a los Premios Emmys y pudo ganar un Globo de Oro a Mejor Comedia. Las 7 temporadas las pueden ver por Netflix y la octava y última temporada la transmite en Latinoamérica Warner Channel.

Para el final de la serie, tenemos 10 episodios en donde nos despedimos de sus historias y que puede llevarse algunas lágrimas por su adiós. Pero no porque signifique algo malo, sino por la nostalgia y melancolía de aquello que es hermoso ver llegar a su fin… pero que siempre nos alegrará recordarla y poder gritar: ¡Nine-Nine!


Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información de alta calidad que brindamos y valorás tener otra mirada sobre lo que se discute a diario. Buscamos hacer de CINERGIA el sitio de referencia sobre entretenimiento en Argentina. Lo que importa está acá. Por eso contamos con vos para seguir renovándonos. Invitanos un CAFECITO.

Invitame un café en cafecito.app