Invitame un café en cafecito.app

La serie surcoreana que se convirtió en un fenómeno

El juego del calamar (Squid Game) muestra a un grupo de personas con dificultades económicas que deciden participar en un juego para niños, sin saber que, de no ganar el millonario premio, el costo será sus propias vidas.


Por Agustina Colobraro

Todas las sociedades tenemos nuestros propios “juegos de niños” que, si bien ya pasó mucho tiempo desde que los jugamos por última vez, están guardados dentro de nuestra memoria y quizás recordamos las reglas de algunos, hasta incluso hoy en día. El hecho de compartir recuerdos similares de la niñez al jugar algunos de esos juegos en grupo, sumado al instinto de supervivencia, a la incertidumbre y a una gran cantidad de imágenes perturbadoras, es lo que nos ofrece El Juego de calamar (2021), la nueva producción internacional de Netflix.

La serie estrenó hace unas pocas semanas en la plataforma de streaming, pero viene siendo planeada desde hace más de diez años por Hwang Dong-hyuk, su escritor y guionista, quien declaró que le tomó todo este tiempo traerla a la pantalla porque ninguna productora se interesaba en la historia, hasta que se topó con Netflix.

El juego del calamar es de origen surcoreano y sigue la vida de Seong Gi-hun, un hombre de cuarenta años que vive con su madre, está separado, tiene una hija a la que no puede ver, se deja llevar por las adicciones y está tapado de deudas. Más adelante, nos enteraremos de que en esta historia hay al menos otras cuatrocientos cincuenta personas en una situación similar a la suya y es por eso por lo que deciden participar de el juego, ya que su premio es una cantidad impensada de dinero que podría darles una “nueva oportunidad” en su vida.

A esta competencia la integran seis juegos “de recreo” que los participantes solían jugar cuando eran niños, como por ejemplo “Luz Verde, Luz Roja”, aquel juego en el que los jugadores solo se pueden mover mientras está sonando la frase y quedarse quietos cuando esta termina, ya que, de lo contrario, pierden y quedan eliminados. Sin embargo, lo que los participantes no saben es que allí, dentro de El juego del calamar, quedar eliminado también significa morir de una forma muy sangrienta.

La premisa de esta serie de Netflix no es algo nunca antes visto, ya que tiene aspectos de, por ejemplo, Los juegos del hambre (2012), pero se diferencia en el hecho de que los participantes concurren a esta competencia por voluntad propia para poder ganar el premio y mejorar su vida, no por obligación como en la saga de películas. También podemos asimilarla con El juego del miedo (2004), ya que quienes participan llegan a este lugar mediante terceros, se ven forzados a jugar – y luchar – por su vida y todas las actividades terminan siendo trampas mortales en cierta medida: es posible salir con vida, pero esta posibilidad es ínfima.

Al avanzar en los episodios de El juego del calamar, se hace claro para los espectadores que hay alguien más viendo estos juegos, probablemente por diversión, al igual que sucede en las películas mencionadas. Es por este motivo que la serie atrapa tanto a quienes la miran, ya que nos lleva constantemente a generar intriga de por qué suceden estos juegos de una manera tan cruel y siniestra y, además, quién o quiénes son los que se entretienen con el sufrimiento del otro.


El juego del calamar cuenta con nueve episodios en los que se desarrollarán los seis juegos “infantiles” y, además, aprenderemos un poco de la historia de los jugadores que sobresalen, así como también las reglas internas de los organizadores de esta competencia. Al igual que la mayoría de las series, cada episodio tiene un cliffhanger más profundo que el anterior, que, sumado a la intriga mencionada anteriormente, provoca esa sensación de que “no se puede parar de ver”, llevándonos a terminarla más pronto de lo planeado.

A juzgar por el final, es probable esperar la llegada de una segunda temporada, porque si bien la serie culmina de una forma un poco predecible, deja abierto un grupo de nuevas incertidumbres e introduce algunas revelaciones que provocan el querer conocer más sobre esta atrapante historia. Sin embargo, su autor y guionista especificó que, de hacerse una continuación, no será ahora mismo, ya que aún está abrumado con la repercusión de esta parte que va camino a ser la serie más vista en la historia de Netflix. Así que, por el momento, es un punto y coma; y el que no se escondió…


Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información de alta calidad que brindamos y valorás tener otra mirada sobre lo que se discute a diario. Buscamos hacer de CINERGIA el sitio de referencia sobre entretenimiento en Argentina. Lo que importa está acá. Por eso contamos con vos para seguir renovándonos. Invitanos un CAFECITO.

Invitame un café en cafecito.app