Invitame un café en cafecito.app

Las adversidades de una madre soltera que decide escapar

Las cosas por limpiar (Maid), la conmovedora y dramática miniserie que Netflix estrenó hace una semana, ya se posiciona entre las diez más vistas de la plataforma.


Por Antonella Avendaño

Las cosas por limpiar es una miniserie creada por Molly Smith Metzler y basada en la novela “Maid: Hard Work, Low Pay, and a Mother’s Will to Survive”, inspirada en las memorias de la autora Stephanie Land y su experiencia como servidora doméstica, en la cual cuenta cómo terminó limpiando casas recibiendo un pago mucho menor al del salario mínimo por hora en Estados Unidos, entre otras adversidades que padeció.

Las cosas por limpiar se atreve a hundirse hasta el fondo de las miserias humanas para contarnos la triste y fuerte historia de una madre soltera (Margaret Qualley) que luego de sufrir un episodio abusivo de parte de su pareja (Nick Robinson) decide escapar buscando asilo en un hogar temporal para personas de bajos ingresos y que han sido víctimas de violencia domestica. Pero para que su pequeña Maddy y ella puedan subsistir, comienza a realizar trabajo domestico donde debe sobrellevar una cruda realidad para salir adelante.

Entre las distintas temáticas que abarca la serie, toca puntos como el económico y burocrático. Cada gasto que Alex debe afrontar se nos representa al costado de la pantalla como si estuviera sacando cuentas en un cuaderno con cada ingreso y egreso que la protagonista va realizando, revelando cómo va quedando en deuda, una especie de llamado de atención para los gastos que debe priorizar y los que no. Eso no es todo, ya que también debe de lidiar con frustrantes trámites burocráticos para poder emplear los beneficios que ofrece el sistema. Con Maddy a cuestas sin lugar donde dejarla, la necesidad de trabajar y su deseo por ser escritora cada vez se alejan más de una realidad posible.

Los contratiempos que presenta la serie te dejan pensando en qué más le puede pasar a la protagonista que no le haya pasado. Y sí, su propia familia se convierte en otra de las dificultades que Alex debe enfrentar. Paula (interpretada por Andie MacDowell, también madre en la vida real de Qualley) sufre de desequilibrios emocionales más bien denominado Trastorno de Bipolaridad no especificado y atenta contra su propia hija quien es la única que se preocupa verdaderamente por su salud.

Las actuaciones tanto del elenco como de los protagonistas son exquisitas, nos sumergen en esta audaz y valiente historia de vida. Durante una entrevista con CNN, la escritora de la novela e historia original, Stephanie Land, habló sobre la experiencia de ver el drama de su vida en pantalla. “Fue realmente valioso de muchas maneras porque las cosas por las que pasé y cómo me sentí sobre ellas en los últimos años se han cuestionado un poco: ¿Fue realmente abuso lo que experimentaste? Se sintió tan valioso ver el abuso emocional en la pantalla y cuál realista era. Y luego, mirándolo con mi familia, cuando estaban viendo las escenas en las que ella estaba limpiando, cada uno de ellos se volvió hacia mí en un momento y dijeron: ‘¿Fue realmente así?’ Sí, lo era. Sigo usando la palabra ‘alivio’. Alivio de ver una representación tan auténtica de mi experiencia”, contó la autora.

Con diez episodios de una hora aproximadamente, Las cosas por limpiar es sin dudas uno de los descubrimientos del momento de la plataforma de streaming.


Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información de alta calidad que brindamos y valorás tener otra mirada sobre lo que se discute a diario. Buscamos hacer de CINERGIA el sitio de referencia sobre entretenimiento en Argentina. Lo que importa está acá. Por eso contamos con vos para seguir renovándonos. Invitanos un CAFECITO.

Invitame un café en cafecito.app