Invitame un café en cafecito.app

¿Una de las decepciones del año?

Nueve perfectos desconocidos, la nueva serie de Hulu, llegó a su final y, a pesar de presentar diferente narrativa, no parece estar a la altura de las antecesoras de su creador David E. Kelley, encargado de la genial Big Little Lies y The Undoing.


Por Ignacio Pedraza

Al igual que los nueve personajes que van a la paradisíaca mansión de Masha (Nicole Kidman), el espectador podía intuir pero no estaba seguro acerca de lo que se iba a encontrar en Nueve perfectos desconocidos (Nine Perfect Strangers, 2021), la nueva serie de David E. Kelley que venía de dos trabajos en conjunto con la actriz, muy buenos y que parecen haber dejado la vara muy alta.

Aquel fanático o aquella fanática de Big Little Lies (2017) y The Undoing (2020) tendrá que saber que este nuevo proyecto arranca desde otro lado, con una narrativa distinta y que pone en juego al drama convencional que nos trajo anteriormente. Desde el uso de la cámara, los colores y la música, los ocho episodios dirigidos por Jonathan Levine buscan abarcar a los múltiples protagonistas alternando entre el humor negro y el suspenso en plena lucha contra sus demonios internos.

Con un reparto de nombres importantes, parecen algunos quedar a medio camino con sus historias donde no encuentra el tiempo necesario de desarrollo. A diferencia de la serie del 2017, por ejemplo, en esta oportunidad los nueve huéspedes parten desde el mismo lugar, pero subtramas como la de la familia Marconi o de Carmel se llevan todas las luces, destacándose el trabajo de Michael Shannon y Regina Hall. Otros, como la pareja compuesta por Samara Weaving o Melvin Gregg, quedan en un segundo plano o no generan el interés como el de los anteriores.

El climax y cierre parecen perder fuerza o simplemente no dejarle espacio a las interpretaciones, más cercano en ese caso a la miniserie protagonizada por Hugh Grant que a la de las cinco madres de Monterrey, no permitiendo una continuación posterior a la historia. La expectativa generada desde el inicio se justifica principalmente con algunas actuaciones, sumadas a las de Shannon y Hall, como es la de Melissa McCarthy, quien parece ser una de las que mejor alterna entre el humor y el drama; pero principalmente destacándose en éste último terreno.

¿La labor de Kidman? Al igual que el proyecto en su totalidad, no parece destacarse tanto como en sus trabajos anteriores junto al showrunner, desde aquella mujer maltratada y su lucha por la familia perfecta –y posterior enfrenamiento ante su suegra- en Big Little Lies o la exposición mediática y social por un asesinato en The Undoing. Sin embargo, la australiana siempre es un punto alto por su actuación y supo darle a Masha una impronta suspensiva para marcar el camino de Nueve perfectos desconocidos.


Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información de alta calidad que brindamos y valorás tener otra mirada sobre lo que se discute a diario. Buscamos hacer de CINERGIA el sitio de referencia sobre entretenimiento en Argentina. Lo que importa está acá. Por eso contamos con vos para seguir renovándonos. Invitanos un CAFECITO.

Invitame un café en cafecito.app