La antología celebra su episodio 100 a pura sangre

Durante el episodio 100 de American Horror Story 1984 tenemos dos saltos temporales. Comenzamos en 1985, un año después de los asesinatos en Camp Redwood. Los dos asesinos seriales, The Night Stalker (Zach Villa) y Mr Jingles (John Carroll Lynch) son roomates, y esto desde luego no es bueno. Mientras el primero continúa asesinando, Mr Jingles, que resultó nunca fue el asesino de los eventos de 1970, desea comenzar una nueva vida. Por lo que hace una denuncia anónima a la policía entregando a The Night Stalker y se escapa.


Por Rodrigo Vega

Pasamos a 1989 para ver cómo los fantasmas del campamento se aburren asesinando a los pocos desafortunados que se meten en la propiedad. Y la única que parece divertirse con esto es Montana (Billie Lourd), desde luego. Mientras tanto Margaret (Leslie Grossman) es más rica que antes y está casada con Trevor (Matthew Morrison) quien sobrevivió cuando ella lo apuñaló y la está extorsionando a cambio de la fortuna de ella. Y después dicen que el romance y el matrimonio han muerto.

Brooke (Emma Roberts) es la única culpable de los asesinatos, esperando la pena de muerte en una prisión donde uno de sus nuevos compañeros es The Night Stalker. Quien intenta convencerla de aceptar a Satanás como su salvación para no morir. Pero ella lo rechaza. Recibiendo la pena de muerte después de todo.

 

Margaret, por otro lado, se dispone a ganar dinero haciendo un festival musical en la propiedad del campamento, lo que no solo enfurece a los fantasmas de sus víctimas que rondan allí, también hace que The Night Stalker se vengue de Mr Jingles de forma horrible y le deje la invitación para el festival. Lo que hará que los próximos episodios sean un baño de sangre.

Sin dudas podemos esperar más giros en la trama de esta temporada. Mientras celebramos 100 episodios que nos han dado grandes momentos del género de terror en televisión. Y han transformado la cultura pop al mismo tiempo.