Encontramos el corazón de la temporada

Esta temporada de AHS podría quedar como una de las menos inspiradas, clichés, ningún actor icónico de la serie, poco terror. Sin embargo, el episodio 7 nos conquista con la brillante idea de darle a Lily Rabe la responsabilidad de mostrarnos el corazón de AHS 1984 ¡Y qué hermoso es!


Por Rodrigo Vega

Un episodio que comienza en 1948 cuando el joven Benjamin pasa el verano con su hermano Bobby y su madre, quien trabaja de cocinera en el campamento solo para que sus hijos puedan disfrutar del verano. Pronto está claro que su hijo favorito es el pequeño Bobby pero en el universo de AHS esto no está destinado a terminar bien. Benjamin descuida a Bobby para espiar al guardavidas teniendo sexo con una consejera y Bobby muere cuando una lancha no lo ve y el motor lo corta. Su madre estalla en ira y odio hacia todos, incluso su propio hijo que será el futuro Mr Jingles.

Mientras tanto Brooke está desintoxicándose de las drogas que Donna le dio para fingir su ejecución por inyección letal. Después de varios días Brooke acepta la ayuda de Donna y juntas van a una pista de patinaje que le recuerda los 80, época que casi termina y que paso en la cárcel. Otro actor clásico de la serie aparece, Dylan Mcdermott es Bruce, un viajero que se dirige al campamento Red Wood para ver a Billy Idol. Donna y Brooke lo llevan y pronto descubren que es un asesino serial que ha matado cinco mujeres en esas rutas. Esta secuencia de gato y ratón donde nadie es ingenuo y todos son peligrosos, termina mal para Bruce cuando Brooke lo deja atado en el camino y le corta los pulgares para que no pida aventón.

 

De regreso en Camp Redwood los fantasmas están deseosos de matar a Margot quien llega con su asistente y su marido. Cuando Trevor ve a Montana entre los árboles, no le importa que esté muerta, es casi romántico. Mientras Mr Jingles regresa al campamento y descubre que su madre acecha a los fantasmas de los consejeros. Decide confrontarla en una cabaña abandonada recuerda que su madre mató a todos los que eran responsables indirectamente por la muerte de Bobby y también trató de matar a Benjamin quien la apuñaló para defenderse. Pero esto no es todo, su madre le revela a Jingles que ella influyó en la mente de Margot para que matara a sus compañeros en 1970. La madre de Mr Jingles es la fuente del mal que mantiene a los fantasmas en el campamento.

La dinámica entre madre e hijo es lo que brinda un momento de sensibilidad en una temporada que prometía mucho pero resultó poco inspirada. Aún queda ver como se resuelve con solo 3 episodios para el final.